La Justicia intergeneracional, clave en la COP25 para un futuro más sostenible

Interior de uno de los pabellones de la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP) que arranca este lunes en Madrid bajo el lema "Tiempo de actuar". EFE/Emilio Naranjo

Madrid, 2 dic (EFE).- La COP25 es una cumbre en la que "todas las partes van a escuchar a los jóvenes", que van a tener más presencia que nunca junto con la justicia intergeneracional, que son "política y moralmente necesarias para avanzar hacia un futuro más sostenible" con una acción conjunta sin "levantar muros entre generaciones".

Así lo han explicado los participantes de una mesa redonda en la que diferentes expertos han puesto de manifiesto la importancia de la justicia intergeneracional en la lucha contra el cambio climático y el papel central que tienen los jóvenes en el movimiento por un planeta más sostenible.

El secretario español de Estado para Medio Ambiente, Hugo Morán, ha inaugurado la mesa redonda recordando que "el planeta B es en el que vivimos", por lo que es fundamental "la unión entre jóvenes y adultos", así como la importancia de "las redes sociales para, desde el rigor que nos da la ciencia, construir esperanza donde ahora impera la incertidumbre".

"Queremos y tenemos una voz", ha explicado Álvaro Alfaro, del movimiento '#WeAreAction', pero esto "no siempre se traduce en voto y en presencia en las negociaciones", por lo que es necesario "sentarse en la mesa en igualdad de condiciones" y que "cada cumbre tenga más presencia de juventud en los paneles".

Jóvenes involucrados en investigación, en adaptación y en diferentes acciones temáticas nacionales, aseguran que "tenemos que restaurar el planeta para que las generaciones futuras puedan disfrutar de él como lo han hecho los mayores", para que "nuestros hijos no tengan que ir a un museo de historia natural para ver una tortuga", ha pedido Alfaro.

"Las políticas cortoplacistas que hasta ahora se han desarrollado nos impiden seguir adelante", ha lamentado Alejandro Quecedo, miembro de SEO/BirdLife, por lo que "la justicia intergeneracional es política y moralmente necesaria para avanzar hacia un futuro más sostenible".

En este sentido, Quecedo ha recordado que los efectos del cambio climático van "mucho más allá y no tenemos que olvidar la pérdida de biodiversidad, los refugiados climáticos, la crisis medioambiental, entre otros", por lo que es necesario "luchar todos unidos y no levantar muros entre generaciones".

Por su parte, el físico y youtuber José Luis Crespo ha recalcado que "la gente tiene que estar concienciada de que el cambio climático es un problema mundial, y las redes sociales "juegan un factor clave en esta misión", sin perder de vista alguno de sus riesgos como "el negacionismo, una de las grandes batallas en internet contra el cambio climático".

Crespo también ha advertido de que hay que "tener mucho cuidado con la visión del mundo que estamos dando cuando hablamos de cambio climático" para evitar "alarmismos".

Entre los temas tratados en el diálogo entre los participantes han destacado la "voluntad de liderazgo compartido" y "cómo enfrentar la gerontocracia en el sistema político", así como "las imposiciones del norte global en materia de desarrollo sostenible" y la importancia de la educación ambiental.

Una de las propuestas que se ha comentado ha sido "crear la figura física o jurídica de un defensor de las generaciones futuras en los parlamentos nacionales y la ONU", para que cada vez que "se vaya a aprobar una ley, se contemplen las consecuencias que tendrá en las próximas generaciones".

La alta presencia de los jóvenes en los paneles y en las mesas de negociación es la tónica de esta Cumbre del Clima (COP25), inaugurada este lunes en Madrid y que se extenderá hasta el 13 de diciembre.