Justicia de Holanda obliga a Shell a indemnizar a agricultores nigerianos

·3 min de lectura

La justicia holandesa condenó este viernes a Shell a indemnizar a tres agricultores nigerianos para quienes fugas de petróleo de este gigante de los hidrocarburos destruyeron tres pueblos del delta del Níger.

"El tribunal ha estimado que Shell Nigeria era responsable de los daños resultantes de los vertidos" y que la filial estaba "condenada a indemnizar a los agricultores", declaró un juez de un tribunal de apelación de La Haya.

El monto de las indemnizaciones se determinará más adelante, precisó el magistrado. Un cuarto agricultor, que también denunció a la compañía, quedó fuera de las reparaciones.

La matriz Royal Dutch Shell deberá por su parte equipar el oleoducto en cuestión en uno de los pueblos de "un sistema de detección de fugas para limitar los daños ambientales en el futuro", agregó.

Esta decisión sienta "un precedente en el mundo cuando las compañías petroleras tengan que asumir la responsabilidad de los problemas en sus operaciones", dijo a la AFP Chima Williams, abogado nigeriano que representa a los agricultores.

Apoyados por la filial holandesa de la oenegé Amigos de la Tierra, cuatro agricultores y pescadores nigerianos llevaron su caso a la justicia en 2008, pidiendo que Shell pagara los trabajos de limpieza y una indemnización.

"Lloramos de alegría. Tras 13 años, hemos ganado", tuiteó la oenegé Milieudefensie. Desde entonces, dos de los cuatro denunciantes fallecieron.

- Sabotaje -

La compañía anglo-holandesa siempre ha atribuido a un sabotaje la contaminación en los pueblos de Goi, Ikot Ada Udo y Oruma (sureste de Nigeria).

El tribunal consideró responsable a Shell Nigeria de "no interrumpir la distribución de petróleo el día de los vertidos" en Goi, pero reconoció que necesitaba tiempo para fallar sobre el caso de Ikot Ada Udo.

"Nosotros seguimos pensando que los vertidos en Oruma y Goi se deben a un sabotaje", declaró en un comunicado Shell Nigeria, expresando su decepción por el fallo.

En 2015, el tribunal de apelación declaró a la justicia holandesa competente para pronunciarse sobre el asunto, anulando una resolución de primera instancia de 2013 según la cual la empresa matriz de Shell -con sede en La Haya- no podía considerarse responsable de las posibles negligencias de su filial en Nigeria.

La filial nigeriana de Shell había sido considerada parcialmente responsable y condenada a pagar indemnizaciones a uno de los cuatro demandantes. Ambas partes habían apelado.

En su sentencia del viernes, el tribunal de apelación concluyó, entre otras cosas, que Shell Nigeria es "responsable de que no interrumpiera el suministro de petróleo el día del derrame" en Goi.

Añadió que necesitaba más tiempo para decidir sobre el caso de Ikot Ada Udo, alegando que había pruebas de que la filtración se debía a un sabotaje, pero que no estaba claro si Shell podía ser responsable de la filtración y la limpieza.

La multinacional siempre ha atribuido la contaminación al sabotaje y asegura haber limpiado el lugar.

"Seguimos creyendo que los vertidos en Oruma y Goi fueron el resultado de un sabotaje. Por lo tanto, nos decepciona que este tribunal haya llegado a una conclusión diferente sobre la causa de estos derrames", dijo Shell Nigeria en un comunicado.

smt-amo/esp/tjc/eg/mab/eg