Justicia francesa se pronuncia sobre el dirigente histórico de ETA Josu Ternera

·2 min de lectura
El dirigente histórico de la organización separatista vasca ETA Josu Ternera, el 2 de octubre de 2020 en París, Francia (AFP/Joel Saget)

El dirigente histórico de la organización separatista vasca ETA Josu Ternera, contra el que se requirieron en junio en París cinco años de prisión por pertenencia a banda terrorista, conocerá su sentencia por este cargo el próximo miércoles 1 de septiembre.

En el marco de este caso, fue condenado a ocho años de cárcel, en rebeldía, en 2017 por hechos cometidos en Francia entre 2011 y 2013, pero pidió ser juzgado nuevamente en persona, tras su detención.

Josu Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, su nombre completo, fue arrestado el 16 de mayo de 2019 en los Alpes franceses en virtud de una orden de arresto europea y de dos solicitudes de extradición de las autoridades españolas.

Ternera, de 70 años de edad, considerado uno de los dirigentes históricos de ETA, está acusado de haber continuado desempeñando un papel importante dentro de la organización mientras vivía en la clandestinidad en el departamento de Ariège, en el sur de Francia, algo que él niega, afirmando que cortó lazos con ETA en 2006.

La fiscalía reclamó cinco años de prisión y la prohibición definitiva de pisar territorio francés.

Josu Ternera alegó en junio ante el tribunal correccional de París que su vida ha sido la de un "leñador", "aislado del mundo" y bajo una falsa identidad en una casa rural del Ariège.

También explicó haber aceptado, siempre "fuera" del aparato etarra, participar en las conversaciones de paz en Oslo (Noruega) entre 2011 y 2013 y de leer el comunicado de la disolución de la organización el 3 de mayo de 2018, "dada su experiencia anterior" en el seno de ETA.

Solicitado por la justicia española desde 2002, Ternera vivió en clandestinidad hasta su detención en mayo de 2019 -- tras más de 16 años de fuga-- en el párking de un hospital donde iba a tratarse.

Volverá a ser juzgado en Francia, los 13 y 14 de septiembre, acusado de pertenencia a ETA, esta vez entre 2002 y 2005. En este caso también fue condenado en rebeldía en 2010 a cinco años en primera instancia y luego a siete en apelación.

Una vez terminados estos procedimientos judiciales, podría ser entregado a España, pues la justicia aceptó en noviembre de 2020 el principio de su extradición solicitada por Madrid.

Surgida en 1959 durante la dictadura de Francisco Franco, ETA está acusada de haber matado a 853 personas durante cuatro décadas de violencia en nombre de la independencia del País Vasco.

bur-mdh/pa/me/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente