La Justicia europea ratifica la multa a Google de 2.424 millones de euros por vulnerar la competencia

·3 min de lectura
Sede de Google en Mountain View, California (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Sede de Google en Mountain View, California (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha confirmado este miércoles la multa de 2.420 millones de euros impuesta por la Comisión Europea a la multinacional tecnológica Google por abuso de posición dominante a través de su servicio de comparación de precios, Google Shopping.

En concreto, el tribunal de Luxemburgo ha desestimado el recurso que la compañía había interpuesto por la sanción adoptada en 2017. La sentencia conocida este miércoles es, sin embargo, recurrible ante el Tribunal de Justicia, la mayor instancia de la Justicia europea.

“El Tribunal General desestima la mayor parte del recurso presentado por la compañía y confirma la multa impuesta por la Comisión [Europea]”, ha informado el tribunal en un comunicado.

La respuesta de Google

Tras conocerse la sentencia, Google ha emitido un comunicado en el que señala que estudiará el fallo “con mucho detalle”, aunque no aclara específicamente si lo recurrirá ante la Justicia europea.

En cualquier caso, la multinacional ha recordado que para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea ya realizó cambios que “han funcionado de manera exitosa generando 1.000 millones de clics para más de 700 servicios de comparación de precios”.

Además, ha recalcado que los anuncios de Shopping “siempre han ayudado a las personas a encontrar aquellos productos que estaban buscando de una manera rápida y sencilla y a los comerciantes a alcanzar a potenciales compradores”.

Las claves de la sentencia

El TUE señaló también que “tras haber medido los efectos actuales de la conducta en el tráfico de los servicios de comparación desde las páginas de resultados generales de Google, la Comisión tenía una base suficiente para demostrar que ese tráfico suponía una gran parte de su tráfico total”.

Por tanto, “el resultado potencial fue la desaparición de los servicios de comparación de precios, menos innovación en sus mercados y menos opciones para los consumidores”, que, según la sentencia, son “rasgos característicos del debilitamiento de la competencia”. Los jueces rechazaron también los argumentos de Google de que mejoró “la calidad de su servicio de búsqueda”, contrarrestando así el efecto de exclusión.

Google no ha demostrado mejoras de eficiencia vinculadas a esta práctica que contrarresten sus efectos negativos sobre la competenciaSentencia del TUE

Según la sentencia, “si bien los algoritmos para la clasificación de resultados genéricos o los criterios para el posicionamiento y la visualización de los resultados de productos especializados de Google pueden, como tales, representar mejoras de servicios favorables a la competencia, eso no justifica la práctica en cuestión”.

Los jueces consideraron que “Google no ha demostrado mejoras de eficiencia vinculadas a esta práctica que contrarresten sus efectos negativos sobre la competencia”.

Las otras sanciones al gigante tecnológico

Además de esta multa, Bruselas ha impuesto otras dos a Google por abuso de posición dominante. Una de ellas, de 1.490 millones de euros, fue por abuso de posición dominante en la publicidad en internet a través de su servicio AdSense for Search.

Y una tercera, la más alta, de 4.343 millones de euros, por utilizar su sistema operativo Android en los dispositivos móviles para reforzar la posición del buscador.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente