La Justicia electoral de Brasil admite atraso en escrutinio pero niega ataque

Agencia EFE
·2 min de lectura

Brasilia, 15 nov (EFE).- El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil admitió que el escrutinio de los comicios municipales que se celebraron este domingo es "más lento que lo previsto", pero negó que se deba a un ataque cibernético ocurrido al inicio de la jornada.

"En razón de una lentitud en el proceso de recuento de los votos, está ocurriendo un atraso en la divulgación de los resultados de los escrutinios", explicó el TSE en un comunicado oficial divulgado unas horas después del cierre de las mesas electorales en las 5.569 ciudades que fueron a las urnas en el país.

Brasil, con una votación y escrutinio totalmente automatizados, suele tener resultados de las elecciones municipales en cuestión de dos o tres horas, pero este domingo, pasado ese lapso, el escrutinio en ciudades como Sao Paulo aún no llegaba al 1 %, nivel en el que seguía cinco horas después del cierre de las mesas.

Sin embargo, en muchas otras ciudades llegaba al 90 % o ya había concluido, lo que el TSE atribuyó a "problemas técnicos" que está intentando resolver "para una retomada más rápida del proceso de divulgación" de resultados.

El presidente del TSE, Luis Barroso, precisó en rueda de prensa que el problema ocurrió en uno de los "supercomputadores" de ese organismo, dedicado a procesar la información que llega desde los colegios electorales.

"El problema fue exclusivamente de hardware", pero no compromete el resultado ni la legitimidad del proceso, garantizó Barroso.

Las elecciones se celebraron en 5.569 ciudades del país, en las que fueron convocados a las urnas casi 148 millones de votantes.

A media jornada, Barroso ya había informado de que se había detectado un "intento de ataque" cibernético a los sistemas de ese organismo, pero garantizó que había sido inmediatamente anulado.

"Hubo un intento de una gran cantidad de personas intentando entrar (por Internet) al mismo tiempo y derrumbar el sistema, pero todo está funcionando bien", dijo Barroso.

El magistrado precisó que el ataque procedió de computadores de Brasil, Estados Unidos y Nueva Zelanda, pero aseguró que fue "inmediatamente repelido" y reivindicó la seguridad de las urnas electrónicas, usadas desde hace más de dos décadas en Brasil.

También subrayó que el proceso de envío de informaciones de esas urnas al TSE no corrió riesgo alguno, pues la transmisión se realiza por una red encripatada del propio tribunal, que no llegó a ser afectada.

(c) Agencia EFE