La justicia australiana pospone al lunes la decisión sobre el visado de Djokovic

·4 min de lectura

El tenista serbio Novak Djokovic permanecerá en Melbourne hasta el próximo lunes, 10 de enero, después de haber impugnado al Tribunal Federal de Apelación la decisión de no haber podido ingresar al país al no presentar certificado de vacunación y no tener su visado en regla según la normativa del país.

Djokovic, que estuvo retenido ocho horas en el aeropuerto el pasado miércoles, no logró superar los controles policiales al no presentar una exención médica válida. El número uno del mundo apeló la decisión y mientras tanto espera retenido en el Park Hotel de Melborurne, un centro de cuarentena estatal que también ha albergado a solicitantes de asilo, informa el diario australiano The Age.

El equipo de abogados de Djokovic no tardó en anunciar su apelación y así lo confirmó a primera hora del jueves. Una acción que busca esclarecer por qué fue permitido su concurso, en un primer momento, y posteriormente la Fuerza Fronteriza Australiana (ABF) canceló su visado de entrada y se vio obligada a deportarlo.

El equipo jurídico del jugador de Belgrado consiguió una orden judicial provisional que evita que las autoridades deporten al número uno del tenis hasta -al menos- las 4.00 p.m. del lunes, cuando está programada una audiencia más sustantiva.

Por su parte, el abogado Christopher Tran, en representación del gobierno federal, dijo que el gobierno nunca se opuso a una orden judicial contra la deportación inmediata. El juez Anthony Kelly, por su lado, aplazó el caso para ser escuchado este lunes, una semana antes de que comience el Abierto de Australia, indica The Age.

Sin embargo, su presencia en el torneo se complica si la decisión no llegase el lunes, algo que ha dejado entrever el juez del caso, que se ha ofrecido a resolver el conflicto en línea para agilizar la sentencia. El Abierto de Australia también necesita buscar un sustituto a Djokovic si finalmente no compite en la pista rápida de Melbourne.

“Si puedo decir con el respeto necesario, la cola no meneará al perro”, dijo el juez Kelly, que ha preguntado a las autoridades si el número uno del mundo tiene actualmente acceso a una pista de tenis para practicar en su hotel durante el encierro. Además, considera una “extralimitación” que Djokovic permanezca en Australia más allá del lunes si el caso no ha podido ser juzgado hasta entonces.

Conflicto diplomático

El tenista número uno del mundo es libre de salir del hotel de la ciudad de Melbourne, ha dicho, pese a todo, la ministra australiana de Interior, Karen Andrews. “El señor Djokovic no está cautivo en Australia (porque) es libre de salir en cualquier momento en que decida hacerlo y la Fuerza de Fronteras, de seguro, se lo facilitará”, manifestó la ministra Andrews en una entrevista con la cadena pública australiana ABC.

El comentario llega después de que el Ministerio serbio de Exteriores presentara este jueves una protesta formal ante el embajador de Australia en Serbia, Daniel Emery, por el “trato indecente” que está recibiendo el tenista en Melbourne.

Según un comunicado del Gobierno, Serbia espera de Emery esfuerzo personal para que Djokovic obtenga un alojamiento adecuado para un deportista de su rango mientras espera la decisión del tribunal.

La ministra australiana de Interior también defendió esta madrugada la decisión de las autoridades migratorias que le habían otorgado un visado al serbio de 34 años y que luego se lo revocaron, ya que se determinó cuando llegó al país que él no tenía las evidencias suficientes para demostrar que cumple con los requisitos impuestos en Australia por la pandemia de la covid-19. “Es la responsabilidad de la persona asegurarse que tiene toda la documentación necesaria que se necesita para entrar en Australia”, precisó Andrews.

El contencioso en torno a las exenciones médicas otorgadas por Tenis Australia y el gobierno regional de Victoria han motivado al Ejecutivo de Camberra a investigar permisos similares otorgados al menos a otras dos personas que participan en el torneo en Melbourne, que se celebrará entre el 17 y el 30 de enero próximo.

La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para las personas que tienen “una condición médica grave”, que no pueden ser vacunadas por haber contraído la covid-19 en los seis meses anteriores o han tenido reacción adversa al fármaco, entre otras razones.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente