Junts y revueltos

·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Jordi Sànchez y Pere Aragonès (Photo: EFE)
Jordi Sànchez y Pere Aragonès (Photo: EFE)

Los grandes acuerdos se logran sin ruido, sin cámaras. Cataluña parecía abocada a la repetición electoral, con el reloj en su contra. Con las eternas peleas internas dentro del independentismo. Pero este fin de semana Junts y ERC impusieron el silencio para intentar salvar la situación y con las encuestas sobre la mesa de que unos nuevos comicios no servirían para desatascar la situación.

El parto ha sido el siguiente: un Gobierno de coalición, presidido por ERC, en el que habrá catorce departamentos (siete para los republicanos y siete para Junts). Los dos socios se divorciaron en la pasada legislatura con malas formas, pero siguen sin encontrar otras parejas de baile y se han dado cuenta de que es la única vía que les sirve para mantener el Palau de la Generalitat.

Pero sí será un Govern diferente al que estaba entonces. Lo primero: la Presidencia es, por primera vez, en esta etapa democrática para Esquerra, en la figura de Pere Aragonès. Junts jugará el papel de socio por debajo, pero llevará las riendas de la Vicepresidencia económica. Lo que no se ha desvelado es quién ocupará por parte de los posconvergentes ese lugar clave. Pero al tener que llevar las cuentas parece que el perfil será diferente al de un Carles Puigdemont o un Quim Torra.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es un Gobierno independentista, pero se acabó aquello de poner fecha a un referéndum o una declaración unilateral de independencia. Se impone la vía pragmática de Esquerra Republicana, lo ha dicho el propio Pere Aragonès: se camina hacia la independencia pero llamando a la negociación al Gobierno central para ejercer el derecho de autodeterminación y conseguir la amnistía de los políticos presos. Se reconoce por parte de Junts el papel de la Mesa de Negociación, acordada por el PSOE y Esquerra para l...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente