Bombardeos empujan a miles de desplazados birmanos a frontera con Tailandia

Agencia EFE
·2 min de lectura

Bangkok, 29 abr (EFE).- Nuevos bombardeos aéreos del Ejército birmano en los últimos días han empujado a al menos 6.000 desplazados karen hacia la frontera con Tailandia donde carecen de refugio, alimentos y medicinas suficientes, indicaron este jueves varias ONG defensoras de esa minoría.

En una videoconferencia con periodistas, Naw K'Nyaw Paw, directora de Karen Women's Organization, señaló que al menos 100 desplazados han cruzado a Tailandia a través del río Salween, con la posibilidad de que lleguen más si continúan los ataques aéreos en Birmania (Myanmar).

Naw K'Nyaw Paw explicó que la fuerza aérea birmana está bombardeando en la zona selvática donde se esconden miles de desplazados en zonas controladas por el rebelde Ejército de Liberación Nacional Karen (KNLA, siglas en inglés) en el estado Kayin, en el este del país.

También describió la situación de pánico entre los civiles, incluidos niños y ancianos, ante los bombardeos y ataques de los uniformados.

En esta zona hay unos 45.000 desplazados en diversos campos tras décadas de conflicto armado, que se ha intensificado desde el golpe militar del pasado 1 de febrero.

Los últimos ataques comenzaron el martes y continuaron ayer con aviones que lanzaron bombas y dispararon contra civiles, aunque de momento no hay cifras de muertos o heridos.

Los bombardeos comenzaron después de que la guerrilla karen KNLA ocupara el martes dos puestos fronterizos en Oo Thoo Hta y Thaw Le Hta, situado cerca de la provincia tailandesa de Mae Hong Son.

El pasado 27 de marzo, el KNLA arrebató otro puesto militar al Ejército birmano en Thi Mu Hta y mató a 10 soldados, incluido un oficial, además de detener a ocho militares.

Entonces, las Fuerzas Armadas birmanas también respondieron con ataques aéreos y terrestres contra bases y aldeas en las zonas controladas por la guerrilla karen, causando la muerte de 19 civiles y 16 heridos.

Según el medio local Delta News, hoy se produjo un ataque con explosivos contra una base aérea en Magway, en la región central del país, sin que ningún grupo haya reclamado la autoría.

Desde el levantamiento militar, el Ejército ha incrementado las hostilidades contra las guerrillas étnicas, al tiempo que ha reprimido violentamente las protestas contra el golpe, matando al menos a 756 civiles, según el recuento de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP).

Mientras que la mayoría de las protestas son pacíficas, algunos manifestantes han formado milicias que han protagonizado ataques contra los militares o se han unido a las guerrillas étnicas que combaten al Ejército birmano.

(c) Agencia EFE