Juncker pide "todos los esfuerzos" antes del voto sobre el acuerdo de Brexit

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra rumana, Viorica Dancila, dan una conferencia de prensa en el Victoria Palace, la sede del gobierno rumano en Bucarest, el 11 de enero de 2019

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, urgió este viernes a realizar "todos los esfuerzos" posibles, antes de la votación clave del martes sobre el acuerdo de Brexit en el parlamento británico, para evitar un divorcio abrupto.

Un Brexit sin acuerdo "sería una catástrofe para nuestros amigos británicos y para los europeos continentales. Por lo tanto, deben desplegarse todos los esfuerzos antes del martes o martes por la tarde", agregó.

Juncker realizó sus declaraciones durante una rueda de prensa en Bucarest, con motivo del inicio de la presidencia pro témpore rumana de la UE y en compañía del presidente de Rumania, Klaus Iohannis.

El Parlamento británico tiene previsto votar el 15 de enero el acuerdo de divorcio cerrado con Bruselas, un texto rechazado tanto por los euroescépticos, para quienes hace concesiones inaceptables, como por los proeuropeos.

Las principales críticas se centran en el denominado "backstop", mecanismo ideado para evitar la reintroducción de una frontera dura entre Irlanda, país miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Ante una posible derrota en el parlamento, la primera ministra británica, Theresa May, busca "garantías" de la UE sobre una aplicación sólo temporal de este mecanismo de último recurso al término del período de transición tras el Brexit.

En Londres, una fuente del gobierno británico afirmó el viernes que las garantías que busca May se obtendrán "poco antes de la votación" sobre el acuerdo en la Cámara de los Comunes, dando a entender que se presentarían el lunes.

"Estamos viendo con Downing Street cómo pueden ser esas aclaraciones, que no hay que confundir con una renegociación, especialmente sobre el 'backstop'", afirmó Juncker, que rechazó entrar en los detalles de la discusión.

Reino Unido debe abandonar la UE el próximo 29 de marzo. Si se ratifica el acuerdo cerrado entre Londres y Bruselas, se iniciaría entonces un período de transición hasta finales de 2020, prorrogable hasta dos años más.