Julio concluye con 3 fuegos activos y 16 controlados en Castilla y León

·2 min de lectura

Valladolid, 31 jul (EFE).- La fotografía que deja el parte de incendios de este 31 de julio en Castilla y León es de tres fuegos activos, los tres en Zamora, dos de otros días y uno nuevo en Carbajales de Alba, mientras que han quedado controlados los tres incendios de Burgos, incluido el Quintanilla de Coco, que llevaba una semana activo, y el de Otero de Naraguantes, en León, que se inició el viernes.

Todos los fuegos están en el menor nivel de peligrosidad, el cero, salvo dos de Zamora que están en nivel uno, en una escala ascendente que acaba en el 3, el Losacino, que se produjo el pasado domingo, al parecer intencionado; y el que lleva desde el 17 de julio en Losacio, causado por un rayo, ambos todavía activos.

Han quedado controlados los tres incendios de Burgos, en Orón, término municipal de Miranda de Ebro, que se produjo el viernes, y que ha quemado 28 hectáreas de arbolado y más de cinco de matorral; lo mismo que el de Espinosa del Camino; mientras que el tercero, el Quintanilla del Coco, se originó hace ya una semana.

El otro fuego controlado ha sido el de Otero de Naraguantes, en Fabero, en León, que se inició el viernes, aunque los trabajos realizados durante esta noche permitieron ya esta mañana rebajar al nivel cero su peligrosidad.

De acuerdo al parte de fuegos de las 19.00 horas, están controlados otros 16 incendios, que incluyen los anteriores, y que por provincias son 4 en León, 3 en Ávila, Burgos y Zamora, dos en Salamanca y uno en Valladolid.

Y han quedado extinguidos otros cinco, dos en Palencia, y sendos en Burgos, León y Valladolid.

Ayer se dio por extinguido uno de los dos incendios que se declaró el pasado 15 de junio en la Sierra de la Culebra de Zamora, el que ha afectado a una menor extensión de superficie, ha quedado extinguido este sábado, 45 días después de iniciarse a causa de los rayos de una tormenta seca.

Ese incendio se declaró a las 19.48 horas del pasado 15 de junio en Ferreras de Abajo y calcinó unas 490 hectáreas de terrenos de las que 400 eran arboladas y veinte minutos después, también a causa de los rayos, se originó en Sarracín de Aliste, a unos diez kilómetros en línea recta, otro incendio que quemó casi 25.000 hectáreas, 15.000 de ellas arboladas, y que aún no se ha dado por extinguido, ya que figura como controlado en el parte de esta misma mañana.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente