Juliette Binoche: "Del silencio extraigo las emociones"

·2 min de lectura
Juliette Binoche recoge el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Juliette Binoche recoge el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Juliette Binoche recoge el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Una emocionada Juliette Binoche ha recogido este domingo el primer Premio Donostia de la 70 edición del Festival de San Sebastián, que también galardonará al director David Cronenberg, de la mano de la cineasta catalana Isabel Coixet.

En una gala presentada por el actor Eneko Sagardoy, quien ha recordado que fue Gregory Peck el primero en recibir este galardón en reconocimiento a su carrera y que hasta este año se han entregado 70 Premios Donostia, Coixet ha sido la encargada de entregar el premio a la actriz francesa.

La directora, que dirigió a Binoche en Nadie quiere la noche, ha destacado que la intérprete gala tienen “una luz generosa que impregna las películas” y que todos sus personajes están “tocados de esa luz extraña y extraordinaria”.

“Es una niña y una vieja muy sabia, un animal fiero y un búho reposado, es un camino y una fortaleza, es la mujer más salvajemente libre que conozco y con la risa más cristalina”, palabras con las que Coixet ha definido a la actriz ganadora de un Oscar por El paciente inglés.

Juliette Binoche ha mostrado su agradecimiento por este premio al Festival de San Sebastián y ha desgranado un listado de agradecimientos encabezado por sus hijos y su familia, seguido de colaboradores, asistentes y profesores, tras lo que se ha emocionado hasta las lágrimas teniendo que parar un momento su discurso.

Tras afirmar que en el Festival de San Sebastián está “feliz” y se siente “como en casa”, ha mostrado su agradecimiento especial a “un compañero fiel de camino: el silencio”.

“El silencio es una presencia antes una toma, es esa puerta de donde saco las emociones y las sensaciones. Sin el silencio no hay palabras, no hay espíritu, y cuando ese silencio es compartido con un actor, con un director, se teje un hilo de oro y eso se convierte en una película”, ha manifestado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...