Johnny Depp gana el juicio a Amber Heard por difamación: ella pagará 15 millones y él dos

·5 min de lectura

Por unanimidad, el jurado del tribunal de Fairfax (Virginia, EEUU) ha sentenciado que Amber Heard difamó a su exmarido Johhny Depp en su acusación de malos tratos en un artículo de 2018.

Este miércoles ha llegado el veredicto del juicio que enfrentaba a ambos actores por difamación desde el pasado 11 de abril. La jueza ha leído, pasadas las 21:00 hora española (15:00 en la localidad de la costa este), el texto emitido por un jurado de siete personas, cinco hombres y dos mujeres. En él, han dictaminado que Heard pague 15 millones de dólares a Depp, diez en concepto de daños compensatorios y cinco en daños punitivos.

Por su parte, la actriz también recibirá dos millones por parte de Depp, al que han probado otros hechos difamatorios contra su exmujer de menor gravedad.

El meollo legal, según el tribunal, se ha basado en tres frases escritas por la actriz del ‘universo DC’ en su columna en The Washington Post de 2018. En la primera, la actriz aseguraba “hablar contra la violencia sexual”, en la segunda decía “representar abuso doméstico y sufrir la ira contra las mujeres que hablan”, mientras que en la tercera sostenía que las “instituciones protegían a los hombres acusados de abuso”.

Las primeras palabras de ambos tras el fallo

Ninguno se ha hecho de rogar y, a través de dos comunicados, han mostrado sus impresiones nada más conocer el veredicto; dos versiones opuestas de lo ocurrido en la corte de Fairfax. Mientras Heard apuntaba se absoluta “decepción”, Depp resumía su ‘victoria’ en una frase en latín, traducida como “la verdad nunca perece”.

La reacción de Amber Heard ha llegado apenas unos minutos después de leerse la resolución: “Tengo roto el corazón [...] El veredicto hace retroceder la idea de que la violencia contra las mujeres debe tomarse en serio”, ha escrito en un comunicado difundido en sus redes:

La decepción que siento hoy está más allá de las palabras. Estoy desconsolada porque la montaña de evidencias aún no fue suficiente para hacer frente al poder y la influencia desproporcionados de mi exesposo.

Estoy aún más decepcionada con lo que significa este veredicto para otras mujeres. Es un revés. Hace retroceder el reloj a un momento en que una mujer que alzó la voz podría ser avergonzada y humillada públicamente.

Hace retroceder la idea de que la violencia contra las mujeres debe tomarse en serio. Creo que los abogados de Johnny lograron que el jurado pasara por alto el tema clave de la libertad de expresión e ignorara la evidencia que fue tan concluyente que ganamos en el Reino Unido.

Estoy triste por haber perdido este caso. Pero estoy aún más triste porque parece que he perdido un derecho que pensé que tenía como estadounidense: hablar libre y abiertamente.

Una hora después llegaba la otra versión, la de Johnny Depp, que, exultante, afirmaba que el jurado “me ha devuelto la vida”, tras la imputación de denuncias “gravísimas y criminales a través de los medios de comunicación”, lo que desencadenó “un aluvión interminable de contenidos de odio”. El afamado actor ha hecho pública su parte con otro comunicado:

Mi decisión de continuar con este caso, sabiendo muy bien la altura de los obstáculos legales que enfrentaría y el inevitable espectáculo mundial en mi vida, solo se tomó después de pensarlo mucho.

Desde el principio, el objetivo de presentar este caso fue revelar la verdad, independientemente del resultado.

Lo mejor está por venir y finalmente ha comenzado un nuevo capítulo.

Veritas numquam perit. La verdad nunca perece.

El origen del conflicto

La vista parte de la denuncia de Depp contra su expareja por haber publicado un artículo en The Washington Post en 2018 en el que aseguraba haber sufrido “abuso doméstico”. Por ello, el protagonista de la saga Piratas del Caribe le reclamaba 50 millones de dólares en compensación. La contradenuncia de la actriz participante en la saga del universo DC elevaba la reclamación económica a 100 millones, alegando que Depp impulsó una campaña de difamación contra ella con otro artículo en prensa de por medio.

Desde que dio comienzo el juicio, ambos intérpretes de Hollywood han concentrado la atención de medios y muchos compañeros de profesión, que incluso han participado en las sesiones.

El incesante carril de informaciones y rumores ha acabado cuando la jueza ha leído el veredicto luego de solventar unas dudas legales. Depp ha recibido la sentencia desde su domicilio, en Reino Unido, mientras Heard sí ha estado presente en la sala, en la que se le ha visto rota.

Los dos testimonios durante el juicio

En su primera intervención, el 18 de abril, el conocido actor negó cualquier tipo de agresión contra Heard, apuntado que “no he golpeado a una mujer en mi vida”. Durante su turno aseguró que emprendió acciones legales por la “responsabilidad de limpiar” su nombre y que su “objetivo es que se conozca la verdad”. “Como nada de eso era verdad, era mi responsabilidad defenderme, no solo a mí, sino también a mis hijos”.

Semanas después, el 6 de mayo, Amber Heard ratificó su denuncia de malos tratos en un avión al apuntar en el juicio que su entonces marido “me llamó puta” en 2014 frente a otras personas de su equipo porque estaba celoso de unas escenas que rodó con James Franco para la película The Adderall Diaries. En ese momento, según su relato, la actriz se levantó de su asiento y dejó de responder a Depp, tras lo que él la golpeó. “No me dolió, sencillamente me dio vergüenza que hiciera eso delante de otros”, detalló Heard.

Un reguero de famosos y revelaciones privadas

A lo largo de las casi seis semanas de vista, han salido los nombres de Elon Musk, James Franco, J.K.Rowling o Kate Moss, que incluso llegó a testificar entre un sinfín de intervinientes como psicólogos, policías, representantes, empleados domésticos y hasta la terapeuta de la pareja, quien insistió en que el abuso era “mutuo” por parte de ambos. No faltaron detalles escabrosos, escatológicos y absolutamente privados de su vida marital.

Tras la interminable sucesión de testimonios, incluidos los de los protagonistas, que se extendieron durante días, ambas partes presentaron sus alegatos finales el viernes. Desde entonces, el jurado ha deliberado hasta entregar su veredicto pasado el mediodía (hora local).

Es la primera vez que los dos famosos se enfrentaban entre sí ante la justicia, aunque no la primera causa que les englobaba. En otro juicio celebrado en 2020 en Londres, y que Depp perdió, la actriz acudió en calidad de testigo, ya que la acusación era contra el diario británico The Sun por un artículo que calificaba al actor de “agresor de mujeres”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente