Los juguetes sexuales salen del cajón de la mesilla

·3 min de lectura
Una mujer con un vibrador (Photo: Westend61 via Getty Images/Westend61)
Una mujer con un vibrador (Photo: Westend61 via Getty Images/Westend61)

Los juguetes eróticos han dejado de ser un tabú o, al menos, no tanto como hace unos años. El succionador de clítoris ha tenido mucho que ver a la hora de romper barreras y hablar abiertamente sobre la masturbación femenina, pero no es el único aparato al alcance de las mujeres para pasar un buen rato.

La variedad es tan amplia como los gustos y fantasías de cada persona, y no todos los juguetes son llamativos, la mayoría pueden pasar desapercibidos por un gadget cualquiera.

Reclamar la sexualidad ha pasado de ser territorio único de sex shops o tiendas de juguetería erótica y ahora también se vende en espacios dedicados a la belleza. Basta con echar un vistazo a la tienda online de Sephora, el retailer más relevante del sector.

Desde agosto, la web del gigante de la cosmética y el maquillaje cuenta con una nueva pestaña, la de bienestar sexual. Al desplegar hay decenas de nuevos productos en la tienda que son más eficaces que cualquier colorete para lograr el tan demandado ‘efecto buena cara’.

En el catálogo de Sephora encontramos marcas como Smile Makers, que fabrica pequeños vibradores, tan pequeños que pueden llevarse en el bolso pero sin perder un ápice de potencia. Desde un estimulador de clítoris, The French Lover, que cuesta 50 euros, hasta The Poet. Este último es un juguete con tres cabezales intercambiables que estimula el cuerpo a través de pulsaciones de aire de diferente intensidad.

The French Lover, un vibrador que simula una lengua flexible (Photo: SEPHORA)
The French Lover, un vibrador que simula una lengua flexible (Photo: SEPHORA)

Además, en la web de belleza también hay disponibles varios modelos de Lelo, la marca sueca de juguetería de lujo que cuenta en su colección con algunos de los vibradores más potentes del mercado. Entre ellos, Enigma, un vibrador que busca el placer por partida doble ya que estimula el clítoris a través de una boquilla como la del clásico succionador de clítoris de la marca, y el punto G con otro punto de vibración.

Tampoco faltan los lubricantes y los aceites de masaje como el de Ho Karan, que incluye CBD y puede utilizarse para maximizar las sensaciones ya sea en solitario o en pareja.

El aceite de CBD de Ho Karan (Photo: SEPHORA)
El aceite de CBD de Ho Karan (Photo: SEPHORA)

Precisamente los lubricantes y aceites íntimos son la base de la nueva sección de Bienestar Sexual que han puesto en marcha desde Laconicum, la tienda online para los amantes de la belleza de nicho que cuenta con algunas de las marcas más deseadas del mundo.

“El placer es salud, bienestar y alegría”, reza la presentación de la sección, en la que se invita a reivindicar el placer para verse bien por fuera después de sentirse bien por dentro. Por eso también venden vibradores como Olly, ergonómico y flexible, además de discreto. La marca francesa Fyne es la responsable de crear este diseño. Se trata de una firma fundada por mujeres que busca productos amables de los que no avergonzarse.

Además de en tiendas especializadas, los juguetes eróticos también han llegado a El Corte Inglés, demostrando que en la misma bolsa puedes llevar unas naranjas, unos cascos inalámbricos y un succionador de clítoris.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente