Se jugaron literalmente la vida para hacerse virales grabando la crecida de un río que les terminó llevando por delante

Las redes sociales se han hecho eco recientemente de un vídeo en el que cuatro jóvenes son arrastrados tierra adentro por una gran ola. Se trata de una secuencia grabada a principios del mes de diciembre en Indonesia y que muchos han confundido con el tsunami provocado por la erupción submarina del volcán Hunga-Tonga, en el Pacífico sur.

Independientemente de ello, las imágenes son igualmente impactantes porque los protagonistas se juegan literalmente la vida para obtener el mejor plano de un fenómeno conocido como macareo. Este se produce cuando la crecida del mar se adentra en ríos o estuarios y los remonta con fuerza, tal y como se puede apreciar en la escena registrada por los jóvenes.

Realmente, no se trata de algo fortuito sino de una situación buscada por los autores del vídeo porque se les puede ver en la imagen esperando desafiantes a la gran ola que se acerca hacia ellos. Incluso, uno se pone a golpear el tronco de un árbol despreocupado ante la gran masa de agua que está apunto de arrastrarlo tierra adentro.

A todo esto, tres de sus compañeros se encuentran en el cauce del río y se ponen a correr con el agua en los talones sin dejar de grabar con sus teléfonos móviles en ningún momento. Pero cuando los protagonistas parecen estar fuera de peligro tras alcanzar la orilla, la marea los alcanza y se los acaba llevando.

Todo ello lo hacen para obtener el mejor plano con el que sorprender a sus seguidores en las redes sociales sin importarles, aparentemente, el peligro que conlleva su acción. Afortunadamente, a parte de un revolcón, no sucede nada grave y los individuos viven para contarlo.

Tal y como se puede ver en el canal de Youtube Membayang TV, esta no es una práctica nueva ya que hay varios vídeos similares en la misma zona. A pesar de ello, un error de cálculo podría haber desembocado en un desenlace trágico porque cualquiera se podría haber golpeado con una rama, piedra u objeto contundente y haber acabado bajo el agua.

Muchas personas han confundido esta escena grabada con el tsunami provocado por el volcán de Tonga pero en realidad se grabó hace unas semanas en el río Kampar, en Indonesia. La espectacularidad de las imágenes ha dado pie a falsas interpretaciones. Aun así, muchos usuarios han denunciado igualmente el riesgo que corren los autores, ya que se juegan literalmente la vida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente