La jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner, a juicio por tráfico de drogas en Rusia

·4 min de lectura
© Alexander Zemlianichenko, AP

El juicio de la estrella del baloncesto femenino estadounidense Brittney Griner comenzó el viernes en Rusia antes de ser aplazado al 7 de julio. Se la acusa de contrabando de drogas. El caso, que se está juzgando a puerta cerrada, tiene fuertes connotaciones políticas en medio de la crisis ruso-estadounidense.

Un nuevo tira y afloja entre Estados Unidos y Rusia. La estrella del baloncesto femenino estadounidense Brittney Griner está siendo juzgada en Rusia a puerta cerrada por contrabando de drogas. El caso ha adquirido una dimensión especial con el conflicto de Ucrania y las crecientes tensiones entre Washington y Moscú.

En la apertura del juicio, el viernes 1 de julio, el fiscal dijo que la cantidad en estado sólido habría sido inferior a un gramo de cannabis. Un funcionario de aduanas ya ha testificado. No obstante, la jugadora de baloncesto se enfrenta a hasta 10 años de prisión. Por la tarde se aplazó el juicio hasta el 7 de julio.

El cierre parcial, con presencia limitada de los medios de comunicación en la sala, se decidió a "petición de la defensa, a petición de la propia Griner", dijo Polina Vdovtsova, portavoz del tribunal de Khimki, un suburbio de Moscú. Llegó al tribunal esposada y con una camiseta con la imagen del músico estadounidense Jimi Hendrix.

La jugadora del Phoenix Mercury había llegado a Rusia en febrero para jugar durante la temporada baja en Estados Unidos, una práctica habitual para las jugadoras de baloncesto que a veces ganan más en el extranjero que en su país.

El dos veces medallista de oro olímpico estadounidense (2016, 2020) fue detenido a su llegada al aeropuerto moscovita de Sheremetyevo con posesión, según la fiscalía, de vaporizadores y un líquido a base de cannabis.

Las autoridades estadounidenses habían mantenido inicialmente un perfil bajo sobre su caso, que no salió a la luz pública hasta el 5 de marzo.

Detención "injusta" para los estadounidenses

Con el telón de fondo del continuo deterioro de las relaciones ruso-estadounidenses, en particular con el conflicto de Ucrania, las más altas autoridades de Washington se ocuparon entonces del caso y declararon que Rusia estaba deteniendo "injustamente" a la estrella de 1,80 metros de altura, de 31 años.

Su caso está en manos del enviado especial de Estados Unidos para los retenidos.

"La embajada de Estados Unidos y el país se preocupan profundamente por este caso", dijo la representante de la embajada de Estados Unidos, Elisabeth Rood, fuera del tribunal.

Brittney Griner "me dijo que le transmitiera que su ánimo es alto y que mantiene la fe", añadió.

El abogado de la defensa, Alexander Boikov, dijo durante una pausa que el acusado aún no había hablado en el juicio.

También aseguró que no tenía "ninguna queja sobre sus condiciones de detención".

A la vista de la jurisprudencia rusa en casos similares, la joven puede esperar una dura condena, que deberá cumplir en una colonia penitenciaria rusa.

Acusaciones mutuas

Estadounidenses y rusos se acusan mutuamente de retener a sus respectivos nacionales con fines políticos. En el pasado se han realizado varios intercambios de prisioneros.

En abril, el exmarine estadounidense Trevor Reed, condenado a nueve años de prisión en Rusia por violencia, fue intercambiado por un piloto ruso, Konstantin Yaroshenko, encarcelado en Estados Unidos desde 2010 por tráfico de drogas.

Al parecer, se están discutiendo otros intercambios de este tipo.

Entre los nombres más sonados están el de Paul Whelan, estadounidense condenado a 16 años de prisión por espionaje y que mantiene su inocencia, y el del conocido traficante de armas ruso Viktor Bout, detenido en Tailandia en 2008 y que cumple una condena de 25 años en Estados Unidos.

Un caso similar al de Brittney Griner dio lugar a un acuerdo diplomático entre Moscú e Israel.

En enero de 2020, el presidente ruso Vladimir Putin indultó a la estadounidense israelí Naama Issachar, encarcelada en Rusia por "tráfico de drogas", durante una reunión en Moscú con el ex primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que se fue con la joven.

Naama Issachar fue detenida en abril de 2019 cuando estaba en tránsito en el aeropuerto moscovita de Sheremetyevo en un vuelo de la India a Israel con conexión en la capital rusa. Se encontraron nueve gramos de cannabis en su equipaje facturado.

En ese momento no se anunció ninguna contrapartida para Rusia.

*Con AFP; adaptado de su versión original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente