La jugada de Kiko Rivera para poner a su madre en el disparadero y limpiar su imagen

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - SEPTEMBER 10: Kiko Rivera attends
Kiko Rivera pone a Isabel Pantoja en una nueva encrucijada (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

El culebrón Pantoja sigue su curso y, a día de hoy, hay un claro ganador. Kiko Rivera goza de una imagen mediática mucho más positiva que la de su madre, Isabel Pantoja pero, al parecer, sigue tensando la cuerda.

Mientras a Isabel Pantoja le va mal en lo profesional dado que el talent show de Telecinco en el cual es jueza no ha llegado a la audiencia esperada, Kiko parece contar con el favor del público en su batalla por la coloquialmente llamada ‘herencia envenenada’ de Paquirri.

Esta semana la noticia ha sido la comunión de Francisco, el hijo mayor de Kiko Rivera. Se ha hablado del evento debido a la polémica generada por el número de invitados y las sonadas ausencias.

La fiesta del niño ha sido organizada por su madre, Jessica Bueno, y por parte del clan Pantoja solo han podido acudir Kiko e Irene con sus dos hijas. Ni Anabel Pantoja ni, por supuesto, Isabel han sido invitadas.

Pero ahora Kiko Rivera ha asegurado que él hará una fiesta para su hijo para que pueda disfrutar también con la familia paterna; con su tía Isa Pantoja y su primo Albertito, por ejemplo. La gran pregunta era si el DJ invitaría a su madre pero la duda ha sido muy oportunamente resuelta y la pelota está en el tejado de Isabel Pantoja.

Por ahora la cantante no se ha pronunciado en todos estos meses de hundimiento público por parte de su hijo y, de hecho, habrá gente que no comprende que no vaya a visitar a sus nietas dado que ellas no tienen culpa de nada de lo que suceda entre mayores y justamente con esta baza, Kiko ha vuelto a mover ficha.

Rivera ha entrado en ‘Sálvame’ vía telefónica para explicar que él va a organizarle a Francisco otro evento y, respecto a Pantoja, ha explicado que: “Por supuesto, si quiere venir, será bienvenida. Yo no puedo quitarle el derecho a una abuela de ver a su nieto, ni a mi hijo de ver a su abuela”.

Con este gesto aparentemente altruista, Kiko se vuelve a meter al público en el bolsillo, queda de buen padre porque prioriza a sus hijos por encima de su propia problemática y, de paso, da un guantazo sin mano a su madre.

Resumiendo, es un modo de decir ‘yo la he invitado, si ella no viene a ver a su nieto, no es mi culpa’. Pero, ¿de verdad Kiko Rivera espera que su madre, ahora y rompiendo su silencio, se presente en la comunión de Francisco?

Todo apunta a que el cantante sabe de sobras que la tonadillera seguirá en su línea de reclusión y discreción y, por lo tanto, da este paso de invitarla públicamente como estrategia de presión y para dejar, una vez más, de manifiesto la posible falta de interés de Isabel Pantoja en arreglar el conflicto o visitar a la familia.

Más historias que te pueden interesar

El preocupante estado de salud mental de Kiko Rivera

Fotos de la relación turbulenta entre Kiko Rivera y Jessica Bueno

Kiko Rivera desvela las "humillaciones" que sufrió Isa en Cantora