La jugada de Coca-Cola para entrar en el mundo de las bebidas para deportistas

·1 min de lectura
Un camión de reparto de la compañía (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Un camión de reparto de la compañía (Photo: NurPhoto via Getty Images)

La empresa Coca-Cola se mete de lleno en el mundo de las bebidas para deportistas con su último movimiento. El gigante de las bebidas ha adquirido el 85% que le faltaba de la compañía Bodyarmor por algo más de 5.500 millones de dólares (4.800 millones de euros).

Coca-Cola lo ha anunciado a través de un comunicado, con el objetivo de incrementar su presencia en un sector hasta ahora con mayor peso para otras marcas de la competencia.

Esta adquisición se enmarca dentro de la estrategia de la marca internacional por buscar marcas y productos que complemente su cartera de productos y tengan “oportunidades de crecimiento a largo plazo”.

Según la nota, Bodyarmor continuará como un negocio separado dentro de la unidad operativa de Coca-Cola en América del Norte y continuará teniendo su sede en Nueva York. Además, el director ejecutivo, Mike Repole, y el presidente de Bodyarmor, Brent Hastie, ambos cofundadores de la compañía, continuarán trabajando en la empresa tras la compra.

Como parte del acuerdo, Mike Repole también colaborará para desarrollar el catálogo de bebidas no carbonatadas de Coca-Cola, incluyendo estrategias de marketing, envasado e innovación en varias de las marcas de la multinacional.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente