El juez considera que los presuntos violadores de Pulpí aprovecharon su "superioridad" e "intimidación"

·3 min de lectura
Patrulla de la Guardia Civil, en foto de archivo. (Photo: EUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES)
Patrulla de la Guardia Civil, en foto de archivo. (Photo: EUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES)

Patrulla de la Guardia Civil, en foto de archivo. (Photo: EUROPA PRESS VIA GETTY IMAGES)

El juez que ordenó el ingreso en prisión de los tres presuntos autores de la violación grupal denunciada la noche del pasado sábado 21 de mayo por una mujer de 30 años en San Juan de los Terreros, en Pulpí (Almería), consideró que estos se aprovecharon de la “superioridad e intimidación” para perpetrar la agresión sexual.

Así consta en un auto al que ha tenido acceso EFE, en el que se indica que se empleó la “violencia sobre la denunciante” para, sobre las 21:10 horas de dicho día, “conducirla a un lugar apartado” en el que poder agredirla sexualmente, actuando los tres en “connivencia” los unos con los otros.

Según han apuntado fuentes próximas al caso a EFE, dos de los tres detenidos, con edades entre los 18 y los 20 años, habrían manifestado en sede judicial que mantuvieron relaciones sexuales “consentidas” con la víctima tras conocerla en la citada localidad.

La versión de los presuntos autores

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ya indicó ayer que uno de los detenidos se había acogido a su derecho a no declarar. Según el relato de los investigados que sí lo hicieron, la mujer les manifestó que había tenido algún tipo de discusión con su marido, tras lo que se había ido a dar una vuelta, siendo entonces cuando se encontró con ellos.

Los hombres añadieron que habían consumido cerveza con ella, yendo acto seguido a una zona “apartada” para mantener las supuestas relaciones consentidas.

Se presenta, a todas luces, como absolutamente incompatible con unas relaciones consentidas, mantenidas de forma libre y voluntariaFragmento del auto judicial

Sin embargo, el juez apunta que, “reconocidas e indubitadas las relaciones mantenidas entre los investigados y la denunciante, el parte de lesiones no puede sino conducir a evidenciar una conducta agresiva o violenta de parte de los denunciados, origen y causa única de los arañazos y contusiones” de la víctima.

“Ello se presenta, a todas luces, como absolutamente incompatible con unas relaciones consentidas, mantenidas de forma libre y voluntaria”, apostilla. A continuación es cuando precisa que se empleó la “violencia sobre la denunciante para conducirla a un lugar apartado” y cometer la agresión “aprovechando dicha circunstancia de superioridad e intimidación”.

Los tres se encuentran investigados por un delito de agresión sexual. El Juzgado que instruirá la causa será el número 2 del partido judicial de Huércal-Overa.

Riesgo de fuga

El juez ha tenido además en cuenta para su ingreso en prisión la “extrema gravedad” de unos hechos que podrían llevar aparejados penas de hasta 15 años, así como la falta de arraigo de los investigados, lo que podría llevar a que trataran de “eludir la acción de la justicia” y un “riesgo de fuga”.

El servicio de emergencias recibió sobre las 21:05 horas de dicho sábado una llamada de un hombre para comunicar que se había encontrado en la calle Pisuerga, en la zona del espigón de la pedanía de San Juan de los Terreros, a una mujer que afirmaba haber sido agredida sexualmente, si bien él no había visto cómo se producía la agresión.

Se dio aviso a los agentes de la Guardia Civil que acompañaron a la víctima, una mujer que se encontraba de vacaciones en la localidad, al Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa y a presentar la denuncia por violación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente