El juez Juan Pedro Yllanes, de Podemos, niega que los jueces revisen las penas por machismo

Juan Pedro Yllanes.
Juan Pedro Yllanes.

Juan Pedro Yllanes.

El vicepresidente de Podemos del Govern balear, Juan Pedro Yllanes, apartado temporalmente de su profesión de juez, ha negado que los jueces que revisan condenas por la aplicación de la ley del solo sí es sí actúen por machismo y ha defendido que “están haciendo escrupulosamente su trabajo”.

“Puedo garantizar que no hay ni un solo juez ni una sola jueza en España al que le pueda resultar satisfactorio rebajar la condena de un abusador o de un agresor sexual (...), eso es absolutamente impensable”, ha afirmado Yllanes este jueves.

Aunque ha eludido pedir a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que rectifique su acusación de machistas contra los jueces, el vicepresidente balear ha expresado su disconformidad con esas “generalizaciones” que no llevan “a ninguna parte” y sitúan “a un poder del Estado en una situación muy comprometida”.

“La cuestión de la revisión de sentencias cuando hay un cambio legislativo es una cosa absolutamente habitual, y que forma parte del trabajo de los tribunales de justicia. Si alguien que representa o defiende a una persona que ha sido condenada por una ley y entiende que un modificación legislativa es más favorable para su defendido presenta una petición ante los tribunales, los tribunales no tienen otra salida que hacer su trabajo, que es revisar la sentencia”, ha insistido.

El juez, en situación de servicios especiales, ha subrayado que sus colegas que revisan sentencias contra agresores sexuales aplicaron la norma anterior a la ley de solo sí es sí “en el convencimiento de que ese era el reproche que merecía una conducta de esa gravedad”, y que si vuelven a considerar las penas a la luz de la nueva regulación es porque no pueden dejar de ejercer sus obligaciones.

“Tener que revisar es una obligación legal y procesal que tienen los jueces, porque la ley penal más favorable ha de ser aplicada retroactivamente”, ha remarcado,

Yllanes ha apuntado que le genera “tranquilidad” saber que el Tribunal Supremo tendrá que unificar la doctrina en este caso porque hay audiencias provinciales como la de la Rioja que han decidido no revisar las condenas a agresores sexuales, por lo que su pronunciamiento podría dar lugar a retrotraer revisiones a la baja aprobadas ahora.

TE PUEDE INTERESAR