Un juez federal bloquea temporalmente la aplicación de la ley del aborto en Texas

·4 min de lectura

La ley de este estado está construida de tal manera que las personas que la violan, incluso mientras está bloqueada temporalmente, podrían ser objeto de litigio si se restablece su aplicación. Eventualmente, se podría pedir a la Corte Suprema de los Estados Unidos que intervenga en este caso.

Este miércoles 6 de octubre, un juez federal bloqueó temporalmente la ley de aborto más estricta de Estados Unidos, que desde el mes pasado prohíbe los abortos desde las seis semanas de embarazo en el segundo estado más poblado del país.

En un escrito de 113 páginas, el juez del distrito, Robert Pitman impide que el estado haga cumplir dicha ley, mientras continúa el litigio sobre su legalidad.

En palabras de Pitman, los legisladores republicanos han "urdido un esquema estatutario sin precedentes y transparente para negar a las pacientes su derecho constitucional al aborto”.

Con esta acción de Pitman, los jueces tribunales estatales y los secretarios judiciales no pueden aceptar demandas que permite la ley aprobada, como el Proyecto de Ley del Senado 8.

El juez también ordenó al estado publicar su orden en todos los “sitios web de tribunales de cara al público con una instrucción visible y fácil de entender para el público de que los tribunales de Texas no aceptarán las demandas de la S.B. 8".

"Desde el momento en que la S.B. 8 entró en vigor, a las mujeres se les ha impedido ilegalmente ejercer el control sobre sus vidas de una forma que está protegida por la Constitución", escribió Pitman. "Que otros tribunales puedan encontrar una forma de evitar esta conclusión es algo que les corresponde decidir; este Tribunal no sancionará ni un día más esta ofensiva privación de un derecho tan importante".

La ley de aborto más estricta de EE. UU. fue redactada con un esquema sin precedentes

La ley está construida de tal manera que las personas que la violan, incluso mientras está bloqueada temporalmente, podrían ser objeto de un litigio si se restablece la aplicación de la misma.

Debido a la forma en la que está escrita la ley, el 9 de septiembre, Texas recibió una demanda por parte del Departamento de Justicia alegando que la ley fue elaborada deliberadamente para violar los derechos constitucionales al difundir su impugnación en los tribunales. Pero el estado respondió que “el hecho de que la ley sea difícil de impugnar judicialmente no significa que deba ser revocada”.

La demanda fue interpuesta por la administración de Biden, que ha afirmado que las restricciones se promulgaron en contra de la Constitución de Estados Unidos.

"Un estado no puede prohibir los abortos a las seis semanas. Texas lo sabía, pero quería una prohibición de seis semanas de todos modos, por lo que el estado recurrió a un esquema sin precedentes de la justicia vigilante que fue diseñado para asustar a los proveedores de aborto y otros que podrían ayudar a las mujeres a ejercer sus derechos constitucionales", dijo el abogado del Departamento de Justicia, Brian Netter, al tribunal federal, el pasado viernes.

Y es que, aunque otros estados, en su mayoría del sur, han aprobado leyes similares que buscan prohibir el aborto en las primeras semanas de embarazo, todas han sido bloqueadas por los jueces. Sin embargo, la versión de Texas ha superado a los tribunales, ya que otorga a los ciudadanos privados la función de presentar demandas, y no a los fiscales.

La ley que prohíbe la interrupción del embarazo desde las seis semanas, deja sin opción a muchas mujeres, que para ese tiempo aún no saben que están embarazadas.

Tampoco hace excepciones para los embarazos producto de una violación o incesto. Y lo que ha sido más escandaloso para la opinión pública, permite a los ciudadanos comunes hacer cumplir la prohibición por medio de una demanda y teniendo como recompensa 10.000 dólares si se lleva ante la justicia a cualquiera que ayude en el proceso del aborto.

Los críticos de ley la han mencionado ante los medios locales que “esta disposición permite a personas actuar como cazarrecompensas contra el aborto.”

Se espera que el fallo de Pitman sea apelado ante el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, conocido como el tribunal de apelaciones más conservador del país. Además, eventualmente se podría pedir a la Corte Suprema de los Estados Unidos que intervenga en este caso.

Con AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente