El juez concluye la investigación y exonera a Repsol, Caixabank, Brufau y Fainé por los encargos a Villarejo

·3 min de lectura
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, saliendo de la Audiencia Nacional. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, saliendo de la Audiencia Nacional. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, saliendo de la Audiencia Nacional. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado poner fin a la investigación sobre la contratación por parte de Repsol y CaixaBank del comisario José Manuel Villarejo para, presuntamente, espiar al entonces jefe de Sacyr, Luis del Rivero, y ha decidido exonerar a ambas empresas, al presidente de la primera, Antonio Brufau, y al expresidente de la segunda, Isidro Fainé.

Fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 ha dictado un auto de pase a procedimiento abreviado procesando como máximos responsables a los jefes de seguridad de sendas empresas en el momento de la contratación: Rafael Araujo (Repsol) y Miguel Ángel Fernández Rancaño (CaixaBank).

Además, el magistrado también procesa a Villarejo y a su socio Rafael Redondo por la posible comisión de delitos de cohecho pasivo y de descubrimiento y revelación de secretos. Por último, sitúa a un paso del banquillo al ex subdirector de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Girona y al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño por delitos de cohecho activo y de descubrimiento y revelación de secretos respectivamente.

Por otro lado, y en vista de que “no existen elementos suficientes para atribuir la comisión de delitos”, decreta el sobreseimiento para los ejecutivos de Repsol Luis Suárez de Lezo, Juan de Amunátegui y Joaquín Uris, y al ex director general de Medios de CaixaBank, Antonio Masanell.

Este movimiento se enmarca en la pieza 21 de ‘Tándem’, en la que el juez investiga si Repsol y CaixaBank habrían pedido en 2011 a CENYT que espiara a Del Rivero y su entorno para evitar que Sacyr y su aliado mexicano Pemex se hicieran con el control de Repsol.

Fainé “no conoció los pormenores de la contratación”

Para argumentar el archivo para Fainé, el magistrado explica que el directivo “no conoció los pormenores de la contratación, ni del proveedor concreto ni del detalle de los servicios prestados”, como ha quedado confirmado en las “declaraciones practicadas” hasta la fecha y en la investigación llevada a cabo por Auditoría Interna.

En esta línea, el juez recuerda que Araujo confirmó en su declaración de este martes en la Audiencia Nacional que “la iniciativa de la contratación de CENYT fue exclusivamente suya y que no informó a ningún directivo de su organización del nombre del proveedor externo” que, en este caso, fue el grupo empresarial de Villarejo.

Y es que, continúa el instructor, el hecho de que Fainé “haya reconocido en su declaración como investigado la preocupación que le generó el pacto Sacyr-PEMEX, al considerarlo altamente perjudicial para Repsol, de la que CaixaBank era accionista, es una afirmación razonable, dado el contexto en el que se produjo dicho pacto”.

Sin embargo todo esto “no es indicativo de nada” para el juez, que incide en que el hecho de que Fainé “estuviese al tanto de la contratación de un servicio externo de seguridad, del cual no conocía los pormenores, no es un elemento incriminatorio aceptable en este momento procesal”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente