El juez del caso de la supuesta niñera de Montero cita como testigo a su exescolta

·2 min de lectura
Irene Montero. (Photo: EFE)
Irene Montero. (Photo: EFE)

El juez que investiga si Teresa Arévalo, exasesora de la ministra de Igualdad, Irene Montero, cuidó de la hija de ésta durante la campaña de las elecciones de 2019 con cargo a los fondos del grupo parlamentario, tomará declaración como testigo a la exescolta de la ministra.

El titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha citado para el próximo 3 de noviembre a las 11:30 horas a E.M. para que testifique en relación con esta investigación, han confirmado a Efe fuentes jurídicas. El magistrado ya había pedido en marzo que se la localizase para que declarara en la causa.

La denuncia de la exresponsable de Cumplimiento Normativo de Podemos, Mónica Carmona, que figura como acusación en la causa donde otro juzgado de Madrid investiga al partido, fue la que dio inicio a este procedimiento, abierto por un presunto delito de administración desleal.

Diligencias previas por un presunto delito de administración desleal

Así el juez abrió el pasado mes de abril diligencias previas por un presunto delito de administración desleal contra la ministra Irene Montero y una asesora de su equipo para determinar si esta trabajadora desempañaba funciones como cuidadora de su hija menor pagada con fondos del partido.

Teresa Arévalo aseguró ante el juez, cuando declaró como investigada el pasado mes de julio, que solo sostuvo durante unos “segundos” a la hija de la ministra de Igualdad y que en el momento en el que presuntamente ocurrieron los hechos “no cobraba dinero del partido”.

A continuación la exgerente de Podemos Rocío Esther Val y el tesorero de esta formación, Daniel de Frutos, aseguraron al magistrado que la supuesta niñera de la hija de Irene Montero y Pablo Iglesias no cobraba del partido en el momento en el que, según las acusaciones, cuidó de ella.

Ya a finales de julio Mónica Carmona, la denunciante que dio pie a esta causa -una pieza separada del caso Neurona, en el que se investiga la financiación del partido- se negó ante el juzgado a desvelar la identidad de la persona que le transmitió que una asesora de la ministra Irene Montero desempañaba funciones como cuidadora de su hija menor, y aseguró que no lo investigó porque fue cesada.

Carmona se ratificó en los hechos que denunció en un escrito presentado a comienzos de este año, en el que detallaba que en un viaje electoral a Alicante Arévalo se quedó “al cuidado” de la menor “mientras la señora Montero intervenía en un acto de campaña”, y que fue sufragado con cargo del presupuesto de campaña de Unidas Podemos.

No aportó pruebas ni desveló la identidad de quien puso estos hechos en su conocimiento, que, según ha recalcado, eran comúnmente conocidos en Podemos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente