El juez del caso Bárcenas deja la Audiencia Nacional por una plaza en la Haya

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 11 nov (EFE).- El juez José de la Mata, instructor del caso Bárcenas sobre la caja B del PP, del de la fortuna de los Pujol o del 3 % en Cataluña, dejará su puesto en la Audiencia Nacional al ser designado miembro de España en la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Judicial Penal (Eurojust) con sede en La Haya.

Si bien el nombramiento no es aún oficial, se espera que próximamente sea acordado en Consejo de Ministros, según ha adelantado El Confidencial y El Español y han confirmado a Efe fuentes jurídicas.

Su designación para ese puesto se produce tras no haber logrado que el Consejo General del Poder Judicial le diera una plaza en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo a la que optó junto a otros magistrados de la Audiencia Nacional y que solo obtuvo uno de ellos, Ángel Hurtado -presidente del tribunal del caso Gürtel-.

Finalmente, De la Mata sí que abandonará el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional al que llegó hace cinco años como titular de la plaza que dejó el exjuez Baltasar Garzón y que desde su expulsión de la carrera había estado ocupando de forma interina el juez Pablo Ruz.

Al sustituir a Ruz en abril de 2015 heredó la instrucción de las piezas del caso Gürtel que quedaban por cerrar, así como la de la caja B del PP, que si bien había sido elevada ya a la Sala para juzgar únicamente el pago en negro de la reforma de la sede de los populares, De la Mata acordó reabrirla a raíz de las revelaciones que hizo Francisco Correa en el macrojuicio a la trama que éste lideraba.

Esta causa continúa abierta y se ha seguido nutriendo con los hallazgos en la pieza Kitchen del caso Villarejo sobre el espionaje a la familia Bárcenas en 2013 a través de un operativo supuestamente diseñado desde el Ministerio del Interior que dirigía Jorge Fernández Díaz para tratar de apoderarse de documentos comprometedores para el PP.

Cuando De la Mata llegó al juzgado, el caso Pujol también empezaba su recorrido con la investigación a Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente catalán, y que después él amplió a toda la familia, a la que recientemente ha propuesto llevar a juicio como organización criminal.

Se hacía cargo de uno de los juzgados más mediáticos de la Audiencia Nacional con 27 años de antigüedad en la carrera judicial y una amplia experiencia en jurisdicción penal.

Este gaditano, de 59 años, ingresó en la carrera judicial por oposición en 1987 y cumplió sus primeros destinos como juez en los juzgados de Cádiz y Las Palmas de Gran Canaria.

Entre 1993 y 2001, ejerció como letrado del Consejo General del Poder Judicial, y en 2003 fue nombrado abogado del Tribunal Constitucional.

En 2005 pasó a ocupar plaza de magistrado en la Audiencia Provincial de Madrid.

Entre 2009 y 2011 fue director general del Ministerio de Justicia con el ministro Francisco Caamaño, el último titular de Justicia de los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde ese cargo implantó la oficina judicial, que sustituyó al modelo tradicional de los antiguos juzgados formados por un juez, secretario judicial y un numero de funcionarios que trabajaban de modo independiente en el mismo juzgado.

(c) Agencia EFE