Juez británico rechaza intento de bloquear la deportación de solicitantes de asilo a Ruanda

·5 min de lectura

Un juez británico rechazó este viernes un recurso de urgencia para bloquear los vuelos de deportación de solicitantes de asilo a Ruanda que se iniciarán la próxima semana en virtud de un acuerdo con el país del este de África, dictaminando que los políticos deben gestionar la política de inmigración.

El gobierno del Reino Unido tiene la intención de enviar el primer avión cargado de los solicitantes a Ruanda el 14 de junio, tras acordar el plan con Kigali en un intento de disuadir a los inmigrantes ilegales de emprender peligrosas travesías en barco.

Grupos de derechos humanos en defensa de los refugiados y un sindicato que representa al personal de la Fuerza de Fronteras del Reino Unido, impugnaron el plan ante el Tribunal Superior de Londres y han solicitado una orden judicial contra el vuelo inaugural del martes y cualquier otro posterior.

Han argumentado que este plan vulnera los derechos humanos de los solicitantes de asilo, y además, que el gobierno no ha podido justificar su afirmación de que Ruanda es un destino seguro.

Sin embargo, tras un día de audiencia, el juez Jonathan Swift declaró que es de "interés público", que el ministro del Interior, Priti Patel "pueda aplicar las decisiones de control sobre la inmigración".

No obstante, Swift autorizó la apelación a la sentencia, sugiriendo que los jueces del Tribunal de Apelación revisarán el caso el lunes. Al tiempo, fijó la fecha para una audiencia más completa de dos días en el Tribunal Superior el mes que viene.

“Vergonzoso”

La ministra del Interior, Priti Patel, saludó la medida, afirmando que los planes del Gobierno desincentiva la llegada al Reino Unido de inmigrantes a través del canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones.

"Ruanda es un país seguro y ha sido reconocido anteriormente por ofrecer un asilo seguro a los refugiados", añadió.

Sin embargo, los grupos de derechos humanos que intentan bloquear la medida, se mostraron "decepcionados". Mientras que un líder religioso afirmó que se sentía "profundamente avergonzado de ser británico".

"Parece inhumano", dijo el obispo de Dover, Rose Hudson-Wilkin, a 'Times Radio' sobre las deportaciones previstas.

Enver Soloman, director ejecutivo del Consejo de Refugiados, dijo que era "extremadamente preocupante que, a pesar de estos desafíos legales y la preocupación generalizada, el gobierno siga decidido a seguir adelante".

Tras señalar que el número de inmigrantes que cruzan el Canal de la Mancha ha aumentado desde que se dio a conocer la política a principios de este año, instó a los ministros a "reflexionar sobre los fracasos iniciales de este plan y replantearse".

El Reino Unido enviará solicitantes de asilo a Ruanda: Las ONGs condenan el acuerdo "inhumano"

Anteriormente, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), denunció al Gobierno británico de falta de honestidad sobre su plan. Después de que los abogados de los demandantes aseguraran que la Oficina de la ministra Patel, había afirmado que contaba con el respaldo de ACNUR.

La abogada de la agencia de la ONU, Laura Dubinsky, dijo que "no respalda en absoluto el acuerdo entre el Reino Unido y Ruanda".

"ACNUR no está involucrado en el acuerdo entre el Reino Unido y Ruanda, a pesar de las afirmaciones hechas por el Secretario de Estado", dijo al tribunal.

Dubinsky dijo también que los posibles refugiados corrían el riesgo de sufrir "daños graves e irreparables", si se les enviaba a Ruanda, y que la ONU tenía "serias dudas sobre la respuesta por parte de Ruanda".

Las preocupaciones de ACNUR incluyen la falta de recursos legales en Ruanda y la posible discriminación de los solicitantes homosexuales.

"Estas son preocupaciones que se han comunicado a las autoridades británicas y, sin embargo, la posición del secretario de Estado... es que el ACNUR ha dado luz verde a este plan", dijo el abogado de los demandantes, Raza Husain. "Es una afirmación falsa".

“El enfoque correcto"

Los abogados del Ministerio se dirigieron más tarde al tribunal, ya que se conoció que 31 personas esperan reprogramar su vuelo agendado para el martes.

"El Ministerio del Interior tiene la intención de organizar uno o varios vuelos más a Ruanda este año", dijo su abogado Mathew Gullick.

Instó al juez a considerar el impacto del bloqueo de los vuelos, señalando que "incluso una pausa de seis semanas crea un período de tiempo en el que la gente puede apresurarse a cruzar (el Canal)".

"Hay potencialmente cientos de personas que pueden cruzar en un solo día", añadió.

El Gobierno sigue comprometido con esta política, según declaró a los periodistas el portavoz del primer ministro Boris Johnson.

El plan sigue siendo "el enfoque correcto, sobre todo para hacer frente a las bandas criminales que explotan a los migrantes en la costa de Francia y que a menudo les obliga a embarcarse en buques no aptos para la navegación para realizar una travesía increíblemente peligrosa hacia el Reino Unido", dijo.

En lo que va de año, más de 10.000 inmigrantes han realizado esta travesía, lo que supone un enorme aumento respecto a años anteriores. Los vuelos de ida pretenden disuadir a otros de entrar en Gran Bretaña por rutas ilegales, y ofrecer a los que lo hagan una nueva vida en Ruanda en su lugar.

De “espantoso”, calificó el anuncio el Príncipe de Gales

En una exclusiva de “The Times”, se ha publicado que al Príncipe Carlos no le ha gustado la decisión del Gobierno británico de trasladar a los migrantes a Ruanda.

“Espantoso”, fue el calificativo que utilizó el heredero para describir la medida. Además, es conocido que el Príncipe estaría “frustrado” con la política migratoria del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson.

*Con AFP; adaptado de su versión original en inglés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente