El juez Bosch lamenta las palabras de Irene Montero: le basta un minuto para explicarlo

El magistrado Joaquim Bosch se ha pronunciado sobre el caso de las rebajas de las penas a agresores sexuales que se están produciendo en aplicación de la conocida como ley del ‘sólo sí es sí’, que rebaja algunos tipos delictivos. También ha puesto el foco en la serie de críticas contra la interpretación que han hecho algunos magistrados con la nueva norma, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien aseguró que algunos jueces no están “cumpliendo la ley” y achacó este hecho a “los estereotipos y el machismo” que hay, a su juicio, en la judicatura.

En declaraciones a ‘Al Rojo Vivo’, el juez se ha referido a una parte concreta de esas críticas con pocas palabras y sin una mención directa a la titular de Igualdad, pero sí ha lamentado los “ataques que han recibido desde el Gobierno” varios “jueces y juezas que se han significado especialmente en la lucha a favor de la igualdad”. En ese punto, ha insistido en que  “no siempre el derecho penales el más duro desde visiones autoritarias”.

Bosch también ha defendido en La Sexta que “las democracias más avanzadas no tienen mejor situación en materia de igualdad o derechos por imponer penas más duras, cadenas perpetuas o penas de muerte”.

“No tienen nada que ver con el machismo”

La explicación de Bosch es que “de partida, es importante destacar que las reducciones que se están acordando no tienen nada que ver con el machismo,es un problema de interpretación jurídica”. En alusión a esa problemática, el magistrado ha señalado que esa aplicación “tiene solución en función de cómo la jurisprudencia acabe interpretando cómo debe aplicarse”.

Así, el juez ha apuntado a una realidad de los cambios jurídicos: “Cuando cambia una ley penal, siempre -porque así lo marcan los principios del Derecho Penal y el propio Código Penal- debe valorarse si la norma posterior puede ser más beneficiosa para las personas condenadas”

A su juicio, lo que ha ocurrido en algunos casos proviene de “una refundición de conductas y un cambio muy importante en el capítulo de los delitos sexuales” y ha detallado que “en la comparación de las penas anteriores y posteriores, se interpreta que las penas ahora son más bajas en algunos ámbitos y por ello se aplican esas reducciones”.

Finalmente, ha recordado que “también hay otras interpretaciones en el ámbito judicial a partir de la jurisprudencia del Supremo y de la refundición que se ha producido que indican que las penas no deberían reducirse”. Y ha sentenciado: “Por eso insisto en que se trata de una cuestión de interpretación de la ley más favorable, que es un principio básico del derecho penal, yno tiene nada que ver con el machismo”.

RELATED