El juez archiva la causa por las donaciones de Podemos al proyecto Impulsa

·2 min de lectura
Lilith Verstrynge, Ione Belarra e Irene Montero. (Photo: Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)
Lilith Verstrynge, Ione Belarra e Irene Montero. (Photo: Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)

El juez del denominado caso Neurona ha archivado de forma provisional una sexta línea de la investigación abierta contra Podemos. El magistrado Juan José Escalonilla concluye que no hay indicios racionales de apropiación indebida o administración desleal en las donaciones efectuadas por el partido al denominado Proyecto Impulsa.

El juez del juzgado de instrucción número 42 de Madrid considera “suficientemente acreditado” el destino dado a través de la segunda edición del Proyecto Impulsa gestionado por la Fundación Instituto 25 de Mayo para la Democracia, a las donaciones efectuadas por los cargos públicos de Podemos durante el año 2016.

Archiva de ese modo esta parte de la investigación, denunciada por la exsenadora de Podemos Celia Cánovas, quien dijo que esas donaciones pudieron no tener “la finalidad altruista” que debían.

El juez deja constancia de la existencia de dos convenios firmados en 2015 por importe de 50.000 euros, uno para “Neurorehabilitación intensiva especializada de niños y jóvenes con parálisis cerebral y trastornos neuromotores” y el otro para el “Desarrollo del Proyecto Vozes: cohesión social, inclusión e integración de niños y jóvenes a través de la música”, ambos gestionados por la Fundación Instituto 25 de Mayo para la Democracia.

También constan los convenios que al amparo de Impulsa 2 se realizaron en 2016 a través de la Fundación Instituto 25 de mayo para la Democracia con diversas asociaciones y entidades, para proyectos relativos a la atención provisional de personas sin hogar, acompañamiento terapéutico, para apoyo a niños y niñas con cáncer… con una dotación de 3.000 euros cada uno de ellos.

“Y lo que resulta más relevante, se han aportado más de cincuenta ‘certificados de donación’ acreditativos del pago por la Fundación Instituto 25 de Mayo para la Democracia, de cantidades de dinero, variables, a diversas asociaciones –APEN Extremadura, ASDEN Soria, SOS Racismo, Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharui de Extremadura…– dentro del proyecto Impulsa, pudiéndose comprobar además que los pagos les fueron realizados a lo largo del año 2016”, añade el juez.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente