Juego sucio y pies de plomo en la fase final de las primarias del PSOE

EFE

Entramos en las últimas 48 horas de las primarias a cara de perro del PSOE. Teniendo en cuenta de dónde partían los principales aspirantes y dónde se encuentran, no es de extrañara que vaya a haber pelea hasta el último minuto. Incluso el sábado, ya que el en PSOE no creen en la jornada de reflexión antes de unas primarias. 

En un rincón, Susana Díaz. La presidenta de la Junta de Andalucía que esperaba arrasar sin bajarse del caballo y ahora se conforma con ganar con la mínima

Frente a ella, Pedro Sánchez. El exsecretario general que fue defenestrado por los barones ‘susanistas’ dándolo, incluso por muerto, regresa con las fuerzas renovadas ante los incesantes goteos de corrupción del PP.

Hay tan mal rollo que Sánchez ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a los barones que forzaron su dimisión y que apoyan activamente a Susana Díaz. Si gana las primarias del PSOE el domingo, no impulsará “movimientos desestabilizadores” en sus federaciones, que celebran congresos regionales entre julio y septiembre, después del 39º Congreso Federal. Díaz asegura lo mismo, aunque en su caso cuenta con que la gestora ya se ha librado de buena parte de los ‘sanchistas’. Sólo hay una línea roja: Antonio Hernando. Sánchez no contará con él como portavoz en el Congreso por su traición en favor de la gestora.

La pelea parece tan ajustada que se van a mirar con lupa todas las papeletas. Y ahí han saltado las alarmas. Como bien cuenta Isabel Morillo en El Confidencial, “los afines a Pedro Sánchez no se fían de la gestora”. Por eso llevan desde anoche abonando el terreno en redes sociales con un intercambio de advertencias y un cruce de reproches entre los sanchistas y Ferraz. Todas las partes, porque aunque no vaya a tener influencia existe un tercer candidato llamado Patxi López, se pusieron de acuerdo en que el voto se realice de forma secreta, en urna y con todas las papeletas dentro de las cabinas.

¿A qué viene tanto revuelo?, se preguntarán. Los ‘sanchistas’ temen que el aparato del partido ejerza presiones en las diferentes agrupaciones y casas del pueblo en caso de que los militantes voten sin un mínimo de privacidad.

Los ‘susanistas’ no han dicho nada, pero les conviene seguir las reglas pactadas porque, si no se guardan las formas y el resultado es ajustado, las sospechas van a ser enormes en contra de una gestora que ya no puedo despojarse de su querencia por Díaz por mucho que lo intente.

Pero la privacidad no es el único aspecto en el que compiten en esta recta final. El duelo de mítines tambien está servido. A la espera de la batalla final de mañana, este viernes los candidatos han elegido Sevilla para sus actos. Sánchez y Díaz competirán por los militantes a pocos metros de distancia. Y con artistas invitados. ‘Round 1, ¡Fight!’

Díaz pensaba hacerlo con Felipe González y Alfonso Guerra. Pero el pirmero parece que va a causar baja y la sevillana se tendrá que conformar con el segundo.

Sánchez, por su parte, presenta a su gran apoyo del momento. Sin nadie del aparato del partido en España a su favor, el madrileño estará arropado por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

El nerviosismo es tal que hay que atenerse a cualquier cambio de última hora. Las correcciones de agenda se están sucediendo desde que el lunes celebraran en Feraz el único debate de estas primarias. Ya nada que los equipos de campaña de ambos contendientes vean peligrar su posición, la agenda cambiará. Por eso no es de esperar que Díaz hable de su comentadísimo programa de cultura tras el aluvión de críticas de ayer, ni que Sánchez hable mucho de la moción de censura de Podemos para que no le acusen de radical.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines