El juego de la propaganda: así vende Rusia el conflicto con Ucrania a sus ciudadanos

Aunque el conflicto militar todavía no ha dado comienzo, hay otra guerra que ya se está librando entre Ucrania y Rusia y es la de la propaganda, una materia en la que Moscú ya ha demostrado ser un alumno aventajado en el pasado.

Ante el clima de tensión que se vive entre ambos países, con la figura de la OTAN planeando sobre todo, los medios estatales rusos están dedicándose a presentar la situación de una forma muy distinta a la que se está viviendo en los medios internacionales. Y según ellos, el ataque inminente vendrá de Ucrania, no de Rusia.

Tropas rusas en la frontera con Ucrania. (Photo by Russian Defence Ministry/Handout/Anadolu Agency via Getty Images)
Tropas rusas en la frontera con Ucrania. (Photo by Russian Defence Ministry/Handout/Anadolu Agency via Getty Images)

Cabe recordar que Putin lleva más de un mes concentrando soldados y material militar en la frontera con Ucrania. El motivo del conflicto es la expansión de la OTAN hacia el este, una línea roja para Moscú, que se niega a que países como Georgia o Ucrania pasen a formar parte de la alianza. Considera que debido a la cercanía serían un riesgo para su seguridad.

Estados Unidos y Europa, por su parte, están presionando con posibles sanciones con el fin de disuadir a Rusia de un inminente ataque. Sin embargo, poner la televisión rusa es sumergirse en un conflicto muy diferente. Uno en el que Ucrania es un país títere de Estados Unidos y la OTAN se está dedicando a rodear Rusia con el objetivo de derrocar a Putin y conseguir el control de los recursos energéticos del país.

Así, retratan que Occidente es quien está animando a Ucrania para iniciar las hostilidades, basándose en un odio ciego hacia Rusia. Y también se burlan de la posibilidad de que sea Moscú quien comience el ataque. De hecho, parecen mensajes a medida para convencer a sus ciudadanos de que el país se encuentra en peligro y que un enfrentamiento con los ucranianos estaría plenamente justificado en aras de defenderse.

Las afirmaciones de este tipo vienen sobre todo de parte de líderes separatistas que se encuentran en el este de Ucrania con el respaldo de Moscú y que llevan años alimentando los mensajes hostiles contra el vecino, por lo que la población rusa recibe esta información con alerta.

En lo que se refiere a los 100.000 soldados que Rusia tiene en la frontera, lo cierto es que reciben poca atención mediática en el país y cuando aparecen es para justificar que el país dentro de sus fronteras puede hacer lo que quiera.

Putin amenaza todavía con una invasión a Ucrania. (Photo by ALEXEY NIKOLSKY/Sputnik/AFP via Getty Images)
Putin amenaza todavía con una invasión a Ucrania. (Photo by ALEXEY NIKOLSKY/Sputnik/AFP via Getty Images)

Este bombardeo mediático parece estar dando sus frutos. Una encuesta en diciembre de Levada-Center mostró que la mitad de los encuestados consideran que la culpa de este conflicto en ciernes es de la OTAN y de Estados Unidos, mientras que solo un 3% pensaba que la responsabilidad es de Moscú.

Más de la mitad de los rusos también creían que no se va a producir una guerra entre Rusia y Ucrania, mientras que un 39% consideraba que era inminente.

El papel de Europa

Además de presentar a Ucrania como un país controlado por Estados Unidos con inclinaciones nazis y una persecución sistemática de rusohablantes, los medios estatales también señalan que Europa es una colección de estados débiles que actúan como perritos falderos de los estadounidenses.

Incluso a la propia nación liderada por Biden se la muestra vulnerable debido a la división política y a los disturbios raciales. Cada desencuentro entre los aliados recibe mucha atención y sirve para reforzar la posición rusa.

Es curioso porque al mismo tiempo que defienden la debilidad de los aliados los presentan como una amenaza importante para la seguridad de Rusia, algo que puede resultar contradictorio. Sin embargo, los medios llevan tanto tiempo bombardeando a la sociedad con este tipo de noticias que el objetivo es claro: que la población esté enfadada y preparada para cualquier escenario, incluso una guerra que puede parecer inevitable.

Las televisiones son otro de los lugares en los que se disputa esta partida de ajedrez entre potencias en la que cualquier movimiento puede cambiar las cosas de manera relevante. Está por ver cómo siguen avanzando los acontecimientos.

EN VÍDEO I Un manifestante la emprende a golpes sin ninguna protección contra la policía antidisturbios durante las protestas históricas en Rusia

Más historias que te pueden interesar: