"El juego del calamar": el valor de la criptomoneda inspirada en la serie se hunde

·3 min de lectura

La devoción por la serie "El juego del calamar" se extendió al mundo de las criptomonedas... y acabó siendo el "cebo" de una aparente estafa.

Desarrolladores de videojuegos crearon una versión online del programa -que cuenta la historia de un grupo de personas obligadas a competir en juegos infantiles mortales por dinero-, para el que se necesitaba una criptomoneda llamada "Squid" (calamar en inglés) para jugar.

"Cuantas más personas se unan, mayor será la bolsa de recompensas", señalaron los creadores de la divisa, al detallar que se llevarían el 10% de la cuota de inscripción y el 90% restante se entregaría al ganador final.

"Y lo que es más importante, ¡no proporcionamos consecuencias mortales aparentemente!", bromeaba el libro blanco de la web oficial Squidgame.cash.

Desde su estreno, el martes 26 de octubre, el valor de squid se multiplicó, comenzando con un modesto US$0,01 y superando para el viernes los US$6,27, un incremento de más del 60.000%.

No obstante, entonces, y tal y como había informado la BBC, ya había preocupaciones sobre la divisa, ante la imposibilidad de algunos compradores de revender sus tokens.

Esta semana la criptomoneda definitivamente colapsó: cayó su valor un 99,99%, según la página especializada en precios de criptomonedas CoinMarketCap.

"Tirón de alfombra"

Este tipo de fraude es habitualmente conocido entre los inversores en criptomonedas como el "tirón de alfombra".

Ocurre cuando el promotor de un token digital atrae a compradores, detiene la actividad bursátil y huye con el dinero que consiguió de las ventas.

Se estima que los desarrolladores de squid se llevaorn US$3,38 millones, según la plataforma especializada en tecnología Gizmodo.

Squid es lo que se conoce una criptomoneda de la modalidad "play-to-earn" o "jugar para ganar", en la que la gente compra tokens para jugar a videojuegos online con los que pueden ganar más tokens.

Éstos pueden cambiarse por otras criptomonedas o por dinero fiduciario.

En el caso de squid, se cree que muchos compradores eran gamers que querían jugar a la versión online de "El juego del calamar", cuyo estreno estaba anunciado para este mes.

Las advertencias

Exhibición de personajes de El juego de calamar en Sidney
Exhibición de personajes de El juego de calamar en Sidney

Las dudas comenzaron a surgir poco después del estreno de la criptomoneda, cuando varios de los compradores intentaron sin éxito revender sus tokens.

El propio CoinMarketCap advirtió que muchos usuarios no podían revender sus tokens en las bolsas de criptomonedas. "Hemos recibido varios informes de que los usuarios no pueden vender este token en Pancakeswap (lugar de intercambio). ¡Tenga cuidado al operar!", alertó.

Los consumidores también manifestaron la semana pasada sus preocupaciones en redes sociales.

Un comprador dijo a la BBC en Twitter que tenía US$7.500 bloqueados en la moneda y que esperaba que se liberaran en 48 horas.

Los críticos también advirtieron de que la página web de squid contenía numerosos errores gramaticales y tipográficos. El portal ya no está disponible y las cuentas de redes sociales donde se promovía han desaparecido.

La compañía dijo entonces que estaba utilizando una tecnología antidumping "innovadora" que limita que la gente venda sus monedas si no hay suficientes siendo compradas en el mercado.

No obstante, la empresa se abstuvo de responder inmediatamente a la petición de aclaración de la BBC.

"Es una de las muchas estafas en las que inversores minoristas ingenuos quedan atrapados, siendo explotados por promotores de criptomonedas malintencionados", explicó a la BBC el economista de la Universidad de Cornell, Eswar Prasad.

El profesor instó a los consumidores a estar alerta a la hora de comprar criptomonedas ya que casi no existe supervisión regulatoria.

"De hecho, las estafas de pump and dump (inflar y desechar) son rampantes en el mundo de las criptomonedas, con inversores que a menudo se meten con todo, quizá esperando que pueden surcar la ola y deshacerse de sus participaciones para conseguir un beneficio rápido antes de que los precios colapsen".

*Este artículo contó con información reportada por la periodista especializada en Negocios de la BBC Katie Silver. Fue actualizada el 2 de noviembre tras el colapso de la criptomoneda.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente