Juanma Moreno, reelegido como presidente de la Junta de Andalucía por mayoría absoluta y con la "afectuosa" abstención de Vox

·2 min de lectura
Moreno, con corbata verde 'andaluza' en la sesión de investidura (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Moreno, con corbata verde 'andaluza' en la sesión de investidura (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Moreno, con corbata verde 'andaluza' en la sesión de investidura (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Sin sorpresas. Juanma Moreno ha sido reelegido como presidente de la Junta de Andalucía en la primera votación celebrada este jueves. Le ha bastado con los 58 votos de su partido, con los que logró la mayoría absoluta en los últimos comicios, aunque ha contado con un “afectuoso” guiño, la abstención de los 13 de Vox. Los 37 diputados que suman PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía han votado en contra.

Superado el debate de investidura, en el que llamó a “una nueva relación” con Pedro Sánchez y a tener un “clima político amable”, Moreno tomará posesión el sábado en el Palacio de San Telmo de Sevilla, sede de la Presidencia de la Junta.

El nuevo gobierno comenzará a trabajar la próxima semana. De momento, hoy ha vivido su gran tarde, “emocionado” por cumplir “el sueño desde ‘chiquitito’, ser presidente de Andalucía”.

En el largo discurso que protagonizó el miércoles, el ya reelegido presidente andaluz defendió la necesidad de alejar la crispación en el debate con el resto de fuerzas, a las que “no les pido que renuncien a su ideología; la discrepancia es la base de la democracia”, pero sí remarcó que “nuestra manera de hacer política es distinta a la del resto de España”.

Un día más tarde, para cerrar la sesión ha indicado que la mayoría absoluta del PP-A “no puede descentrarnos del objetivo fundamental de poner a los andaluces en el centro de nuestro trabajo”. Así, ha insistido en un pacto de todos los partidos “por Andalucía”, sobre todo, para hacer frente a la actual crisis económica y a la “hiperinflación”.

Ha destacado que en apenas cuatro semanas desde las elecciones se ha producido el debate de investidura, en una demostración de diligencia y generosidad por parte de todos los grupos por estar de acuerdo con acortar los tiempos. Se ha mostrado convencido de que este debate de investidura pasará a la historia por “elegante, sereno y productivo”.

La escena vivida esta semana en el Parlamento andaluz poco se parece a la de hace tres años y medio, cuando Moreno Bonilla alcanzó la presidencia en una coalición con Ciudadanos (hoy fuera de la cámara) y con el apoyo externo de Vox, que salvó su primer mandato.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente