Juan Lobato (PSOE de Madrid): "No se trata de que los niños vayan al colegio 12 horas todos los días"

·24 min de lectura

No lo tiene fácil, pero confía en poder lograrlo. El líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea, Juan Lobato, que en octubre será previsiblemente elegido candidato del PSOE a las elecciones autonómicas del mes de mayo, cree que puede batir a la todopoderosa presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Frente a las encuestas y al clima de desmovilización del votante socialista, Lobato pone de ejemplo lo que le sucedió en su municipio, Soto del Real, donde en sus primeras elecciones obtuvo apenas un 14% de los votos y donde terminó siendo alcalde con el 60% de los apoyos.

Ahora lidera el PSOE madrileño. Una empresa de las más complicadas para un socialista, ya que se trata de una plaza en la que desde 1993 siempre han pintado bastos. Ningún socialista ha gobernado en Madrid desde entonces.

Pero Lobato apela sin cesar al “hambre”, las “ganas” y la “ilusión”. “Hay que ir a por todas”, repite insistiendo en el lema que también invoca el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Llega a la entrevista con El HuffPost 24 horas después de su primer debate del Estado de la Región, en el que mantuvo un tono propositivo con Ayuso frente al cuerpo a cuerpo que demostraron otros portavoces parlamentarios.

Este martes se celebró el debate sobre el estado de la región, ¿cómo lo vivió?

Bien, la verdad es que contento. Tiene dos objetivos el debate. Primero, analizar cuál es la situación en la Comunidad de Madrid. Y segundo, para nosotros era esencial poner encima de la mesa ese decálogo de propuestas estratégicas, claras y concretas, para Madrid. Además, me lo pasé muy bien y lo disfruté.

Además era el primero suyo como portavoz.

Sí, espero que el primero y el último como portavoz. Y que el siguiente sea como presidente.

¿Cómo vio a Ayuso?

Tuvo intervenciones muy diferentes. El lunes fue muy plana, con esos 65 anuncios uno detrás de otros con las cosas que no ha ido haciendo en los últimos años, aunque ya las prometió la mayoría de ellas. Ha vuelto a prometer lo no realizado. El martes tuvo una intervención dura de las suyas, de hablar mucho de España y muy poco de Madrid. Y acabó en una última muy cortita de tono muy plano. Es verdad que creo que fue respetuosa conmigo, sinceramente lo digo. Y así se lo agradecí. Pero también le pedí que, además de conmigo, lo fuera con el resto de portavoces. Porque al final eso se convirtió, como por desgracia es habitual, en un guirigay entre portavoces y presidenta que tiene poca utilidad. Pero por la parte mía, contento la verdad.

Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)
Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)

Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)

Su tono fue más propositivo, prefirió no entrar en el cuerpo a cuerpo con Ayuso. ¿Estaba planteado así desde el inicio? ¿Buscaba el contraste con otros portavoces?

Bueno, yo es que soy así. Yo he venido a la política para aportar. Además, creo que especialmente los políticos jóvenes tenemos que aprender de los veteranos que es mucho más importante tener que buscar soluciones, propuestas y medidas concretas, y hablar a la gente de lo que les pasa en el día a día y no estar en el numerito para el Twitter y en el show del momento. Yo he sido así siempre. Y desde que soy secretario general [del PSOE de Madrid] sigo haciéndolo así. En ese sentido, estoy orgulloso y contento, y cada vez más gente lo reconoce como lo que hace falta hoy en Madrid.

Durante el debate hizo usted un llamamiento a los políticos jóvenes a hacer la política de otra manera.

Claro, y es que además me lo creo. Estamos en un momento de la tensión política y el enfrentamiento gratuito, el me da igual lo que digas que yo diré lo contrario la semana siguiente. Yo ayer, por ejemplo, valoré muy positivamente algunas propuestas de la presidenta y me puse a su disposición para echarle una mano en esa propuesta de tener un ‘hub’ tecnológico en la región. Otras muchas, evidentemente no. Sí que creo que la única forma de superar, avanzar y que la gente viva mejor, que es nuestro trabajo, es tratar de buscar acuerdos. Y de poner encima de la mesa propuestas y menos numeritos, charlatanería y propuestas para el titular que detrás no tienen ni análisis, ni realidad de lo que sufre la gente en su día a día.

¿Tiene intención de solicitar una reunión con la presidenta para tratar esas medidas en las que pudieran estar de acuerdo?

Pues mira, en los últimos ocho meses le he mandado hasta 21 cartas a la presidenta con propuestas concretas y con petición de reunión. No sé si en todas, pero en casi todas era, ‘vamos a sentarnos para hablar de este problema concreto o de esta medida específica’. La respuesta siempre ha sido ni contestarme ella. Tengo poca expectativa. Sí que estamos en un momento en el que me he dirigido con total lealtad a la presidenta y ahora a quien me dirijo es a la sociedad madrileña. Y les digo con claridad que Madrid es mucho más que Ayuso y que tiene un potencial enorme. Pero necesita gente que esté concentrada y con ganas de aportar de verdad en la política y de construir. Y yo, desde luego, tengo esas ganas.

Imagino, entonces, que no le gustaría la intervención de Alfonso Serrano dirigiéndose a parte de la oposición.

No, pero bueno, es el personaje. Es así, juega a esa caricatura y la hace. Ese insulto permanente, ese chascarrillo cutre y barato que tiene muy poca utilidad, sinceramente. Es a lo que juega el PP de Madrid. Lo hace la presidenta, que también le gusta usar ese tono en muchísimas ocasiones, y lo hace también Alfonso Serrano. Yo, más que en el numerito y en el chascarillo, estoy en otras cosas. Lo dije en el debate. Tengo un propósito para este curso que es muy claro: no perder ni un minuto de las tonterías que dice el PP de Madrid y sí centrarme en los problemas que está generando a los madrileños y en cómo solucionarlos.

Una de esas medidas que usted planteó en el debate, y de la que además se ha hablado mucho, es la de abrir los colegios de 7 de la mañana a 7 de la tarde todo el curso para que los niños puedan hacer actividades como medida de conciliación. Hay gente que dice que eso no es conciliar, que es como aparcar a los hijos. ¿Qué tiene que decir?

Y tienen razón. Es que tienen razón. Lo que hay que hacer es explicar bien la propuesta y que hay dos ámbitos distintos. Uno de mis trabajos es abrir debate sobre lo que le preocupa a la gente en su día a día. Y en Madrid hay muchas familias que están hasta el cuello y que van corriendo de un lado para otro, las extraescolares, que no les da tiempo, que en el trabajo les aprietan. Y eso en Madrid. Quien no parta de ese análisis, está en otro planeta. ¿Cuál es el objetivo más ambicioso que tenemos que tener? Una política laboral de conciliación que, por desgracia, no depende de de la Comunidad de Madrid, no está en mi ámbito de competencia. ¿El ideal? Que todos trabajemos de 9:30 a 14:30, quienes somos padres, nueve meses al año. Porque así te da tiempo a dejar a tu hijo a las 9:15, si vives cerca. Sales a las 14:30 y llegas a las 15:00 al cole. Y además con tres meses de vacaciones al año. Ojalá lleguemos algún momento a que quienes somos padres y madres podamos tener ese horario. Habrá que pedir que se avance en esa línea a los sindicatos, empresarios, al Gobierno.

El salto en conciliación hay que darlo en materia de legislación laboral, que no es competencia de la comunidad autónomaJuan Lobato, líder del PSOE en Madrid.

Ahora, vamos a la Comunidad de Madrid y a nuestras competencias. Nosotros lo que hacemos es algo que ya existe en muchísimos municipios y países como Bélgica, es que, más allá del horario lectivo, exista un derecho, un servicio público, que consista en que haya a disposición de los niños de tres a doce años actividades de juegos de robótica, de cultura y creatividad, y especialmente de deporte y actividad física. ¿Dónde queremos hacerla? En las infraestructuras públicas que tenemos, que son los colegios públicos. No se trata que los niños vayan todos los días doce horas, ni muchísimo menos. Se trata que una persona que trabaje una semana en turno de tarde, en vez de ir a las 15:00 al cole, puede ir a las 16:30 o a las 17:00 a recoger al peque y que mientras esté haciendo esas actividades que no tienen nada que ver con el colegio. Y es que en Madrid hay mucha gente que trabaja en el comercio, en la hostelería, a turnos, policías, bomberos, médicos. Gente que tiene necesidades y que hoy por hoy hay colegios concertados y privados que sí las cubren, pero los colegios públicos no. Y quien va a un colegio público no tiene por qué tener menos derechos que el resto.

Además de esta medida, ¿plantean alguna otra medida de conciliación complementaria a esta?

Hoy por ejemplo hemos estado presentando un plan de autónomos y una de las medidas es la reincorporación de una mujer autónoma que tenga un hijo que le suponga volver a pagar esa tarifa plana durante los tres años siguientes al nacimiento. Para facilitar esa reincorporación de mujeres autónomas. Ahora, el nudo gordiano está donde está. El salto en conciliación hay que darlo en materia de legislación laboral, que no es competencia de la comunidad autónoma y donde nosotros, por desgracia, el Parlamento autonómico y un presidente de comunidad autónoma no tiene competencias en horarios laborales. Y luego, un salto cultural que hay que dar, en Madrid especialmente, que es los horarios en los que vivimos. Es verdad que el comercio abre cuando abre, la hostelería también. Diríamos, pues cerramos los bares y los comercios. No es esa la solución, pero sí que hay que avanzar culturalmente en racionalizar mucho más los horarios en los que vivimos. Lo que más nos gusta a los padres, y yo soy padre de tres, es estar con nuestros hijos. Mi mujer se va a las 6 de la mañana. Y yo cojo a los tres, les visto, les arreglo, les preparo las mochilas, les doy de desayunar y les llevo al cole. Y es el mejor momento del día porque tengo garantizado que veo y disfruto de mis tres peques. Pero, evidentemente, no todo el mundo puede trabajar de 9:30 a 14:30.

O sea, que a Juan Lobato, padre de tres hijos, sí que le gustaría una racionalización de los horarios laborales, aunque no esté en sus competencias.

Por supuesto, no solo me gustaría sino que exijo que se avance en esa línea.

Otra medida que ha planteado es la gratuidad del comedor escolar para alumnos de Primaria e Infantil. ¿A cuántos niños puede beneficiar?

La medida concreta que planteamos, a 187.000 niños. Que son todos los niños de colegios públicos y concertados cuyas familias tienen rentas de hasta 35.000 euros al año. Todos esos niños de tres a doce años tendrán derecho a ese desayuno y comida en estos centros públicos y concertados. Es una propuesta complementaria de la anterior. Al final, la posible prolongación del horario, que en vez de llevar al niño a las 9:30 lo puedas llevar a las 8:00 y que en vez de recogerlo a las 15:00 lo puedas recoger a las 16:30, implica también complementariamente el desayuno y la comida. Y tiene que ser un objetivo. La nutrición infantil es clave para luchar contra la obesidad y contra enfermedades que derivan de una mala alimentación de los niños. En un momento complejo como el que estamos, con la inflación que hay, y con muchas familias que se encuentran en situaciones en las que tienen que decidir si dan o no carne o pescado todas las semanas a sus hijos. Esto es un escenario para este otoño complejo.

Sobre esta medida, Ayuso dijo que su Gobierno ha puesto un precio super reducido.

El precio del comedor está en 4,88 euros por comida. Que le parecerá bajo a ella, pero hay muchas familias que están cobrando el Salario Mínimo, que están peleando para arrancar su proyecto de vida y que les cuesta pagarlo. Además, ella planteó como contrapropuesta a la nuestra dar los desayunos a quienes cobren la Renta Mínima de Inserción. Mira, esto no es beneficencia. Esto se trata de genera un derecho para dar tranquilidad y oportunidades a esas familias que lo pasan mal y que necesitan una ayuda para este otoño estar tranquilas y con la seguridad de que sus hijos van a desayunar y comer perfectamente.

La reforma fiscal que planteamos para Madrid supone una reducción de impuestos al 95% de los ciudadanos, que pagarán menos con el modelo del PSOE que con el del PPJuan Lobato, líder del PSOE en Madrid.

Hablemos de impuestos, ¿por qué dice que los descuentos y rebajas en los tributos del Gobierno de Ayuso son una estafa?

Más que los descuentos en los tributos, lo que es una estafa es que el PP insista en que baja los impuestos a todo el mundo. No. Han aplicado una reforma fiscal que a más del 90% de la población le baja entre 0 y 11 euros. A la mitad le baja cero, prácticamente. Y hasta el 92%, hasta 11 euros. Pero resulta que al 2%, a quienes ganan más de 150.000 euros, les baja 4.500 euros. Eso es una estafa masiva. Es un fraude a las clases medias y trabajadoras. Porque estás diciendo que bajas a todos los impuestos, pero no. A la vez que haces eso, acabas de regalar 992 millones a unos pocos cientos de multimillonarios que han dejado de pagar sus impuestos en Madrid gracias a la política de Ayuso. Y hombre, frente a eso, lo que necesitamos es todo lo contrario, un sistema fiscal progresivo, donde quien más tiene aporte más y donde se genere esa progresividad que dice la Constitución.

Habló usted de bajadas de impuestos y puso de ejemplo de lo que hizo en su municipio, en Soto del Real, eliminando la deuda pública y bajando los impuestos “al máximo que nos permite la ley”. ¿Cómo se hace eso?

Efectivamente, en Soto aplicamos un modelo en el que eliminamos el 100% de la deuda pública que nos dejó el PP y a la vez aprobamos unas reformas fiscales que implicaron la reducción del IBI, que es el principal impuesto que hay a nivel local, al 0,4% que es el mínimo que permite la ley. A la vez, aprobamos medidas progresivas como subvenciones a familias numerosas en función del nivel de rentas. Generas que quien más necesidad tiene, obtiene más beneficio de la Administración. Y que quien más posibilidad tiene, acaba aportando más para esa gestión de los recursos públicos. Ese es el modelo que tenemos que aplicar. Esa reforma fiscal que planteamos para la Comunidad de Madrid supone una reducción de impuestos al 95% de los ciudadanos, que pagarán menos con el modelo del PSOE que con el del PP. Es verdad que hay un 5%, que es precisamente ese que tiene esos privilegios fiscales que le ha aprobado el PP de Madrid, que van a tener que aportar más con nuestro modelo para contribuir de forma progresiva y justa a sostener las cuentas públicas en Madrid.

O sea, que bajar de impuestos puede ser de izquierdas. 

Lo que es de izquierdas es aplicar un modelo justo y progresivo. Es decir, un modelo en el que el que más tiene pueda aportar más y el que menos tiene obtenga seguridad y propuestas que le permitan vivir con tranquilidad. Creo que, además, ayer lo expliqué con claridad. Fíjate el modelo de las becas para ricos de Ayuso. Ella decía que hay muy pocos que ganen más de 100.000 que las han pedido. Claro, le decía yo. Porque la gente que gana más de 100.000 euros en esta comunidad tiene mucha más dignidad, honestidad y solidaridad que el PP aplicando esas medidas. Al final, la gente dice, ¿cómo me vas a dar a mí una beca que gano 150.000, 170.000 o 180.000 euros? La mayoría ni siquiera las ha pedido por justicia y porque entienden que lo digno es no pedirlas.

Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)
Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)

Juan Lobato, líder del PSOE en Madrid y portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. (Photo: SERGI GONZÁLEZ / EL HUFFPOST)

Una de las cuestiones de las que se habló mucho en el debate ha sido la Sanidad. Probablemente uno de los temas que más preocupan a los madrileños. ¿Qué pasa con la Sanidad en Madrid?

Pasan varias cosas. Primero, hay un problema de recursos claro. Somos la región de España que menos invierte en Sanidad Pública, evidente. Y hay un problema de gestión. No se toman decisiones lógicas en materia de gestión. Para que funcione con eficiencia un sistema sanitario hay una estrategia, que no hemos inventado nosotros, que es actuar en materia de prevención y promoción de la salud. En Madrid es lo contrario. Cuanta más lista de espera hay más tarde llegan los casos que se diagnostican a ser tratados. Eso es una ruina para el sistema. Que en Madrid estemos hoy en cifras récord de lista de espera es increíble. Y no que estemos hoy, sino que encima hayamos crecido después de la pandemia. Entiendo que en la pandemia se produjo un atasco del sistema sanitario. Pero que en 2022, cuando llevamos ya muchos meses sin la saturación ni la presión sobre el sistema público, las listas no se hayan reducido, sino que encima hayan crecido. No hombre no. Han subido en 100.000 personas.

Ayuso lo justifica diciendo que es la segunda comunidad autónoma con menos lista de espera.

Nosotros no nos comparamos con el resto de comunidades autónomas. Madrid aspira que, con la capacidad económica y el potencial que tiene, tener una sanidad líder y récord. Claro que otras comunidades tienen otros esquemas. No tienen los hospitales que tenemos nosotros. La Sanidad en Madrid centraliza los grandes recursos históricos en materia de Sanidad Pública, como es natural y lógico, porque se concentra mucha población. Pero claro, el estar dando como bueno que crezcan en 100.000 personas en pleno 2022 las listas de espera y que estemos en 850.000 madrileños, a mí me parece que vive en otro planeta.

Está muy bien la medida del Gobierno de España, 250 euros por joven para vivienda. Pero lo digo con claridad, es insuficiente en Madrid. Y no me duelen prendas en decirloJuan Lobato, líder del PSOE en Madrid.

¿Cómo se hace para revertir los recortes en Sanidad Pública del PP?

Hace falta invertir recursos. Hace falta dejar de ser la comunidad que menos invierte de España y empezar a gestionar con seriedad y orden. Por ejemplo, atajando las listas de espera con un plan de recuperación inmediata con una inversión a corto plazo que te permita reducirlas y que eso te empiece a generar un dinamismo en la Sanidad que te evite otros problemas. En mayo o junio, en Parla, Félix, un señor que conocí en una visita a un centro de salud que tenía un bulto en un riñón, le dieron cita para noviembre para hacerse la ecografía para ver si era un cáncer. Y me decía, es que cuando vaya o me he muerto o me van a decir que es tarde. Y si me dicen que es tarde, es la vida o la muerte. Es que paso a tener una necesidad de un tratamiento carísimo y con un sufrimiento enorme por no haber sido atendido en un plazo lógico y digno. Ese cambio de paradigma en el que estemos centrados en prevención y promoción de la salud, supone muchísima mayor calidad de vida y eficiencia en el sistema.

Hablemos de vivienda. Hoy se aprobaba el bono del Gobierno en Madrid, pero no va a ser como ustedes querían, porque pedían que lo complementasen con 100 euros.

Bueno, lo primero, que Madrid, que es donde más complejidad hay para acceder a la vivienda, especialmente a los jóvenes, sea la última de España que aprueba un bono de vivienda, no me parece serio ni lógico. Segundo, está muy bien la medida del Gobierno de España, 250 euros por joven, estupendo. Pero lo digo con claridad, es insuficiente en Madrid. Y no me duelen prendas en decirlo, porque el precio de la vivienda en Madrid es muchísimo más alto que en el resto de España. En Madrid tenemos que dar un paso más y por eso hemos propuesto ese complemento autonómico de cien euros que permita equilibrar el elevado coste de la vivienda en Madrid. En las últimas elecciones, el PP prometió entregar 15.000 viviendas esta legislatura. Estamos a ocho meses de las elecciones y ha comenzado a construir 500 viviendas de las 15.000 que deberían entregar ante de ocho meses. Esa es la política del PP.

Ayuso no es imbatibleJuan Lobato, líder del PSOE en Madrid.

¿Cuál es su propuesta?

Tres cuestiones. Primero, el complemento del bono estatal de los cien euros. Segundo, un parque público de verdad de vivienda. En Madrid estamos en el 1% de vivienda pública. En cualquier capital europea están en el 20%, es la media, lo normal. Nosotros proponemos llegar mínimo al horizonte del 15%. Con una estrategia que financieramente es coherente, porque está autofinanciada. Tú construyes las viviendas, las alquilas y los ingresos que te generan amortizan la inversión. Y tercero, rehabilitación. Apoyar con un sistema de financiación blanda la rehabilitación de viviendas, porque en Madrid hay muchísima vivienda antigua y la solución al mercado del alquiler es rehabilitar vivienda, que hoy no funciona porque hay muchas casas muy viejas. Y cuando va un chaval a ver si la alquila dice, joe, es que me cobran una pasta y esto está que se cae. Pues ayudemos a rehabilitar esas viviendas y que se generen esos alquileres que hoy se están saturando por falta de calidad y rehabilitación.

De todos modos, esas son medidas, las dos últimas, a medio plazo, pero a corto plazo, ¿vería conveniente intervenir el precio?

Creo que intervenir el precio es una medida que no tiene garantizado el éxito y que dependiendo en qué zonas ha sido complicado. Se hizo a nivel de España todo el estudio y análisis de las zonas de mayor carestía de vivienda, pero creo que en el mercado hay que intervenir vía oferta, con el parque público. La rehabilitación no tiene un largo plazo, las viviendas se rehabilitan en un mes. Hay muchas obras que son cambiar ventanas, generar eficiencia energética y dos manos de pintura. Ahí generarías un volumen de oferta de alquiler en el mercado que te ajustaría los precios bastante. Y el tema del bono de alquiler joven es inmediata. La podían haber aprobado hoy mismo y estaría ya en beneficio de todos lo jóvenes de Madrid.

Estamos a ocho meses de las elecciones autonómicas y repasando los últimos resultados y en ninguna ha ganado el PSOE, salvo en las del ‘tamayazo’ y en una en la que no sumaba la izquierda. ¿Qué pasa con la izquierda en Madrid? ¿Por qué no termina de ganar?

Yo creo que lo primero es que tenemos que tener hambre, tener ganas, e ir a por todas. Tenemos que querer ganar. Eso es lo primero. Yo empecé políticamente en el municipio donde me fui a vivir con tres años y cuando me pidieron que echara una mano en las elecciones teníamos un 14%. Eso era imposible, en Soto del Real, que eso es más de derechas... Bueno, pues en las últimas elecciones sacamos un 60% el PSOE y el PP un 20%. Claro que las cosas cuestan y son difíciles, pero hay que tener ganas e ir a por todas. Y eso es en lo que estamos. Esa es la ambición que tenemos, con las ideas muy claras y muchas ganas. Y explicarle a la gente que tenemos soluciones para los problemas de verdad y eso va a depende de nosotros.

¿Seremos capaces de movilizar al electorado? Yo lo voy a intentar con toda mi energía como hice en mi municipioJuan Lobato, líder del PSOE en Madrid.

Precisamente, el votante del PSOE está muy desmovilizado, según las últimas encuestas, es el más desmovilizado.

Si es que es normal, el del PSOE y de otros partidos, porque la situación es muy complicada económicamente, socialmente y políticamente. Pero eso depende de nosotros. Quienes tenemos la ilusión de dirigir la Comunidad de Madrid que es un cañón y que tiene un potencial enorme, eso depende de nosotros. Que nos vean con la fuerza, con las ganas y con la energía suficiente para asumir este reto que es enorme. Va a depender sólo de nosotros conseguir esa motivación y esa ilusión de que se vea que aquí hay gente que se quiere encargar de esto. ¿Seremos capaces? Yo lo voy a intentar con toda mi energía como hice en mi municipio.

¿Qué prefiere usted a la izquierda del PSOE, unidad o que se presenten por separado?

Hombre, es evidente, toda la izquierda quiere lo mismo, que no hagamos lo que ha pasado en Andalucía. Creo que no hay nadie que lo ponga en duda. No me encuentro a ningún ciudadano progresista que diga, ojalá la izquierda vayan dividida. Yo creo que Podemos y Más Madrid, que tienen el mismo origen ideológico, que representan ese espacio que viene de Izquierda Unida, luego Podemos... Es que son los mismos, es la misma raíz ideológica y de propuestas. Yo creo que que vayan divididos y enfrentados en esta ocasión otra vez en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento, yo no creo que vayamos a llegar a eso. Creo que hay gente inteligente y sensata y espero que sean capaces Podemos y Más Madrid de ponerse de acuerdo y no repetir el fracaso que fue en Andalucía y las consecuencias que eso tuvo con la mayoría absoluta del PP. Espero que lo consigan.

Ayuso es el rival a batir, está claro. Es una persona que embarra, que se equivoca en muchas entrevistas, pero parece imbatible. ¿Por qué parece imbatible Ayuso?

Yo creo que imbatible no. Ha sabido aprovechar un momento en la pandemia en el que había mucha frustración, en el que habíamos estado encerrados, sin poder hacer lo que nos gustaba, y supo generar una luz y esperanza que luego detrás no había nada. En las entrevistas, aunque se equivoque, la gente vio eso. Ahora estamos en otro momento. Eso ya pasó y ahora toca pensar qué queremos, qué necesitamos, qué esperanzas tenemos para el futuro y es donde nosotros ponemos ese modelo encima de la mesa. Yo estoy concentrado en el Madrid ‘meta-Ayuso’, hay más Madrid más allá de Ayuso. Hay que superar esos momentos y poner encima la ilusión y el potencial que tiene Madrid y en eso estamos concentrados.

Si llega a presidente, ¿mantendría usted la Oficina del Español?

Mira, tenemos un instituto, que es el Cervantes, que es de primera. Que tiene un presidente ejemplar, que es Luis García Montero, que está haciendo un trabajo magnífico y que nos sentimos todos representados. No nos hace falta montar chiringuitos ni para colocar a nadie ni para enfrentarnos con nadie. Necesitamos sentirnos representados como personas de habla española y a través del Instituto Cervantes yo creo que los madrileños nos sentimos perfectamente representados.

¿Habría decretado usted días de luto por Isabel II?

Desde luego que no. Yo creo que las competencias en materia internacional competen a quien competen. Es evidente que Madrid no es Gales. Creo que hasta Ayuso es consciente de eso. Lo que siempre está es en el numerito que puede montar para estar en los titulares aunque no tenga nada que ver con los problemas y las oportunidades que hay que dar a la gente.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR