Juan Fueyo: "No vemos niños con sarampión; las vacunas funcionan"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 14 ene (EFE).- El investigador español Juan Fueyo, afincado en Estados Unidos desde hace 25 años, considera que la pandemia ha demostrado que "la ignorancia pone en riesgo la vida propia y la de los demás" mientras que la ciencia y el conocimiento las salva, y ha defendido la eficacia que las vacunas han demostrado durante décadas.

"No vemos niños con sarampión en España o con polio en Estados Unidos; está claro que las vacunas funcionan", mantiene Fueyo en una entrevista con la Agencia EFE, en la que incide en que crisis como la actual sirven para que una parte de la población reafirme su confianza en la ciencia y el conocimiento, pero también para que algunos obtengan material para conspiraciones "delirantes".

Volcado desde hace 25 años en la ingeniería genética de virus que puedan llegar a ser capaces de combatir el cáncer, Juan Fueyo -profesor en el Departamento de Neurooncología del MD Anderson Cancer Center en Houston (Estados Unidos) publica "Viral" (Ediciones B), una obra casi apocalíptica que se pone hoy a la venta en la que revisa la actual crisis y augura: "la peor pandemia es la que vendrá".

Prologado por María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, el libro explora, además del potencial de los virus para luchar contra algunas enfermedades, el inquietante uso de virus en bioterrorismo o los vínculos que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad tienen con la proliferación de nuevos virus y enfermedades.

Juan Fueyo ha alertado de que la siguiente epidemia podría, como la viruela, "no respetar a los niños", o, como la polio, "dejar inválidos a los supervivientes", pero también facilitar la llegada al poder de extremistas de uno u otro signo; y ha incidido en que "tenemos las estadísticas en contra".

"La ciencia ha ayudado a que podamos contener al coronavirus con una velocidad impensable hace solo unos años, pero nos espera un tsunami viral que, si no nos preparamos, acabará con un tercio de la humanidad", mantiene el investigador, y alerta que los datos epidemiológicos ya están avisando: las pandemias han sido cuatro veces más frecuentes en los últimos cincuenta años y han experimentado una explosión en los últimos diez.

El SARS, recuerda el autor durante la entrevista, atacó en 2002-2003 y luego en el 2009; el H1N1 mató a más de doscientas cincuenta mil personas; y ahora han aparecido por primera vez muchos otros virus: el MERS en el 2012, el ébola en 2014-2016, el Zica en el 2015-2017 y el causante de la covid-19 en el 2019; además de los brotes de dengue, chikunguya o fiebre amarilla y las amenazas de las gripes aviares H5N1 y H7N9 de China.

El investigador ha lamentado que durante la actual pandemia se haya politizado todo ("hasta el uso de las mascarillas"), que haya ido acompañada de una "epidemia de autócratas ávidos de romper la democracia para mantenerse en el poder", o que las "fake news" hayan contribuido a agrandarla; "cuando mueren pacientes, afirmar que el virus no constituye un peligro no sirve".

Fueyo ha advertido contra el problema que pueden causar los movimientos antivacunas o el escepticismo sin base de muchos ciudadanos, "porque necesitamos que al menos el 70 por ciento de los ciudadanos estén vacunados para controlar la epidemia y algunas encuestas apuntan a que casi la mitad de los ciudadanos no tienen claro si se vacunarán".

Pero a su juicio, frente a estos movimientos "inexplicables" de las conspiraciones, de los mitos y de las falsedades, y por encima de las supersticiones y de las ambiciones políticas de los autócratas, se volverá a imponer la ciencia. "No hay que buscar en otro sitio: es la ciencia la que siempre nos ha sacado de los apuros".

Y parafraseando a Isaac Asimov, arremete contra el "culto a la ignorancia" y contra la falsa noción de que democracia "significa que mi ignorancia vale lo mismo que tu conocimiento" y mantiene que esa ignorancia pone en riesgo la vida mientras la ciencia y el conocimiento las salvan.

"Es posible que los virus y los populistas ganen algunas batallas, pero si defendemos la importancia de la verdad y el conocimiento acabaremos ganando la guerra", ha concluido Juan Fueyo.

Raúl Casado

(c) Agencia EFE