Juan Carlos I mira de nuevo a España: la Fiscalía, a punto de cerrar la investigación

·4 min de lectura
Pesetas con la cara de Juan Carlos I (Photo: Jon Nazca / GTRES)
Pesetas con la cara de Juan Carlos I (Photo: Jon Nazca / GTRES)

El rey Juan Carlos I mira a España más tranquilo a partir de hoy desde su hotel de lujo en los Emiratos Árabes. Otra bomba informativa pero que le calma en esta ocasión: la Fiscalía está sopesando cerrar en las próximas semanas las investigaciones sobre el rey emérito y sus negocios.

La Fiscalía, según avanzaba El Confidencial, se plantea cerrar este mismo mes las investigaciones una vez está comprobando que los delitos que persigue están prescritos o fueron supuestamente cometidos durante el reinado, por lo que gozaba en este momento de la inviolabilidad que le concede la Constitución Española. A esto se sumarían otros factores como las dos regularizaciones fiscales hechas por el monarca -tras conocer que se le investigaba-.

Por todo esto, el equipo de Juan Ignacio Campos, con la ayuda de Alejandro Luzón, que pilota la investigación desde la Fiscalía General y la Fiscalía del Supremo se inclina en estos momentos por no presentar una querella ante el Alto Tribunal -el emérito está aforado tras la abdicación a través de una modificación legal llevada a cabo por el Gobierno de Rajoy-.

Juan Carlos I, en Sanxenxo (Photo: Europa Press Entertainment via Getty Images)
Juan Carlos I, en Sanxenxo (Photo: Europa Press Entertainment via Getty Images)

Esto haría que el rey no tenga que sentarse en el banquillo ni pudiera ser procesado y condenado por las investigaciones que en estos momentos se llevan a cabo y que tienen tres líneas de actuación: las comisiones por intermediar en la construcción del AVE a La Meca, las sociedades off shore en Jersey y el pago con tarjetas opacas por parte del monarca y otros familiares con cargo del empresario multimillonario mexicano Allén Sanginés-Krause.

Que no se presente esa querella no quiere decir que no se hayan cometido esos delitos, pero podría librarse por haberlos cometido durante su reinado o porque han prescrito. Y ese cierre aliviará a la casa del rey, que se situó en mínimos históricos de valoración por los escándalos de Juan Carlos, pero también, y son conscientes en las instituciones, que puede generar la sensación de impunidad de la Justicia ante el exjefe de Estado.

Por eso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha remarcado durante una rueda de prensa que el Ejecutivo “siempre” ha defendido que todos los españoles son iguales ante la ley. Y ha remarcado que tanto la Agencia Tributaria como la Fiscalía han trabajado “en libertad” y con todos los recursos materiales para llegar hasta el final. “Estaremos con lo que diga la Fiscalía”, ha dicho el dirigente socialista.

Esta información ha hecho explotar a Unidas Podemos. Su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, respiraba así en un mensaje en Twitter: “Sinceramente, espero que esto sea mentira. Firmar la impunidad absoluta del mayor ladrón de la democracia española sería un escándalo que provocaría vergüenza internacional y el adiós definitivo a la confianza en nuestro Estado de Derecho”.

Juan Carlos I y Felipe VI (Photo: Handout via Getty Images)
Juan Carlos I y Felipe VI (Photo: Handout via Getty Images)

El horizonte judicial de don Juan Carlos -si se archivan las diligencias- abre un nuevo escenario, como la posible vuelta del monarca a España, él ha transmitido a sus íntimos su deseo de volver durante este tiempo. No obstante, la casa real está hoy rota, no hay contacto entre padre e hijo.

Esta noticia ha coincidido justo con la publicación en Francia del libroMi rey destronado, escrito por Laurence Debray. En él se recogen algunas charlas con el emérito en Emiratos Árabes, en las que confiesa que está allí por una razón: “Aquí no molesto a la corona”. Además, incluso llega a confesar, tras la muerte de Felipe de Edimburgo, que él ya tiene que ir pensando también en su funeral.

El final judicial pone sobre la mesa esa posible vuelta y su encaje, un debate que ya estuvo antes de marcharse ante Emiratos Árabes y en el que hubo intercambio de pareceres entre La Zarzuela (a través de Jaime Alfonsín) y La Moncloa (por la entonces vicepresidenta primera, Carmen Calvo). Una de las opciones sobre la mesa sería alguna de las propiedades de Patrimonio Nacional, ya que Zarzuela está descartada.

El rey Felipe y Dolores Delgado, fiscal general del Estado (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El rey Felipe y Dolores Delgado, fiscal general del Estado (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Si finalmente se cierra la investigación, queda también otro debate sin resolver. ¿Qué reformas hay que hacer para que no se vuelvan a producir estos hechos? Al final esa ley de la corona nunca llegó a ver la luz. Otra medida que en su momento contaba con el visto bueno de Moncloa era reformar el apartado de la inviolabilidad del rey, para circunscribirlo solo a sus actos como monarca. De hecho, en esto se parapeta en parte la Fiscalía para no actuar contra el emérito.

La imagen de Juan Carlos I sigue por los suelos en estos momentos. De hecho, durante las últimas horas se han conocido otros asuntos turbios relacionados con el monarca. Según han revelado El País y La Sexta a través de los papeles de Pandora, su amante, Corinna Larsen, planeó legar al monarca el 30% de los ingresos provenientes de un fondo hispano-saudí. Ella pretendía que él cobrara parte de un fideicomiso llamado Peregrine en caso de que ella muriera.

En las próximas semanas se escribirá un nuevo capítulo. El de hoy le hace respirar. Lo que no significa que no cometiera esos delitos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente