Juan Carlos I ya está en España

·5 min de lectura

Ya está aquí. 21 meses después de su apresurada salida hacia Abu Dhabi cercado por varias investigaciones judiciales, Juan Carlos I ha vuelto a España. El avión privado que le traía de regreso ha aterrizado en el aeropuerto de Vigo a las 19:14 horas, ante una enorme expectación y tras varios días de marejada política y social por su venida.

A bordo de una lujosa aeronave, el rey emérito ha cubierto los más de 6.000 kilómetros de distancia en algo menos de ocho horas. A su llegada, ha sido recibido por un importante operativo de seguridad.

Juan Carlos de Borbón, de 84 años, ha bajado la escalinata de la aeronave con dificultad y apoyado en un bastón. Ya en tierra le esperaba su hija mayor, la infanta Elena, que había llegado al aeropuerto de Peinador poco antes de las 17:00, en un vuelo comercial de Iberia procedente de Madrid.

La infanta le ha saludado con un abrazo, dos besos y, acto seguido, una reverencia, una imagen muy comentada. En esos minutos, el monarca también ha recibido el cariño de unos pocos allegados que le aguardaban a los pies de la escalinata.

Juan Carlos I se sube al coche que le esperaba tras aterrizar su avión en Vigo (Photo: BRAIS LORENZO via AFP via Getty Images)
Juan Carlos I se sube al coche que le esperaba tras aterrizar su avión en Vigo (Photo: BRAIS LORENZO via AFP via Getty Images)

Juan Carlos I se sube al coche que le esperaba tras aterrizar su avión en Vigo (Photo: BRAIS LORENZO via AFP via Getty Images)

Sonriente, gesticulando... y sin decir palabra

Junto al avión privado, matrícula P4-BFL, se han situado varios vehículos que conformaban la comitiva ‘real’ para llevarle desde el aeropuerto hasta su destino en Sanxenxo (Pontevedra), a la casa de su amigo, el empresario Pedro Campos. Lejos, a muchos metros, se acumulaba una nube de periodistas, además de cantidad de curiosos, que han contemplado en la distancia las primeras imágenes del emérito en su vuelta a España.

El encargado de traerle ha sido el propio Campos, que antes de las 18:00 salía de su casa en dirección al aeropuerto, al volante de su vehículo. Allí ha recogido a su amigo.

Tras un trayecto de cerca de 40 minutos, la comitiva ha llegado a Sanxenxo a las 20:12, ante el delirio de los vecinos y un gran número de medios. Sin hacer declaraciones, el emérito, que ocupaba el asiento del copiloto, se ha mostrado muy sonriente detrás de una ventanilla ligeramente bajada. Detrás iba la infanta Elena, junto a la compañera de Campos.

A través del cristal se ha visto a Juan Carlos saludar a los presentes y levantar el pulgar en señal positiva, mientras su vehículo se adentraba en la casa donde se alojará este fin de semana.

Sanxenxo se vuelca con el rey... con excepciones

El ambiente en las calles de la villa era de fiesta grande. Horas antes de la aparición del rey ya se podían ver coches ir y venir, muchos de ellos haciendo sonar sus cláxones. Poco a poco se han ido agolpando los lugareños, muchos ataviados con banderas, mascarillas con el escudo y otros ornamentos españoles en señal de cariño a Don Juan Carlos.

Las palabras de cariño y los aplausos han sido mayoritarios, si bien también se han sentido algunas protestas, como gritos de ‘Viva la República’ o ‘Fuera el rey’, además de una bandera republicana que ha exhibido un paisano.

La agenda de su retorno

La visita fugaz del emérito, que se daba por segura desde hacía días, la confirmó casa real a última hora del miércoles. Según el comunicado de Zarzuela, el rey emérito estará en España entre este jueves 19 y el lunes 23.

El fin de semana lo pasará en Sanxenxo (Pontevedra), en una casa de Pedro Campos en la que ya ha estado “muchas veces”, como ha recordado el empresario. El motivo central de su estancia es la celebración de las regatas de la Copa de España de Vela de 6 Metros, en las que quiere participar el emérito. Durante sus tres noches en el municipio gallego, el plan será principalmente “casero”, aunque también dependerá de si le apetece salir, ha añadido Campos.

Su decisión final de si compite o no junto a la tripulación del Bribón la tomará este viernes, instantes antes de que comience el trofeo InterRias, última prueba preparatoria para el Mundial de la clase 6mR, que se celebrará entre los días 10 y 19 de junio en aguas de la ría de Pontevedra y en el que defiende el título conseguido en 2019. Esta cita es muy importante para el emérito; hasta su hija Elena dejó caer que vendría antes de que se conociera su viaje de este fin de semana.

La parte menos lúdica de su escapada

Concluida la cita deportiva, a Juan Carlos de Borbón le tocará una labor algo menos desenfadada. El lunes se desplazará a Madrid para verse con su hijo, el rey Felipe VI. El encuentro, que ambos acordaron la pasada semana en una conversación telefónica, tendrá lugar en palacio. Allí, Juan Carlos I verá también a su esposa, la reina emérita Sofia, y “demás miembros de su familia”, como expresaba la casa real sin detallar nombres.

Una vez acabe su reunión con Felipe VI y familia, el emérito partirá de vuelta a Abu Dhabi, donde reside de forma “permanente y estable” desde que abandonó España en agosto de 2020, una intención que no ha cambiado pese al archivo de la Fiscalía de las investigaciones sobre él. Como explicó en un comunicado conocido cinco días después del archivo judicial, quiere seguir viviendo en territorio emiratí, si bien dejó claro que volvería “con frecuencia” a España, siempre en domicilios privados “para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible”.

En un primer momento, su intención era pernoctar en La Zarzuela cuando retornase a España, en su condición de rey emérito, pero la negativa del Gobierno y la opinión contraria de Felipe VI le hicieron cambiar de opinión y aceptar que solo pisará el palacio de visita.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente