El joven trans agredido en Valencia pide más respeto y acabar con la homofobia

·3 min de lectura

Valencia, 8 sep (EFE).- El joven trans que sufrió una agresión homófoba con patadas y puñetazos en Valencia ha pedido más respeto y más educación, así como un trabajo conjunto para erradicar la homofobia, y ha advertido de que palizas como la que ha sufrido "le pueden pasar a cualquier persona", sea homosexual o heterosexual.

En declaraciones a EFE, Axel, de 21 años, ha contado cómo fue la agresión que le ha provocado contusiones en espalda y nariz y moretones en brazos y piernas y problemas en el cuello, y ha reconocido que en un momento temió por su vida y que estaba en "shock" y solo era capaz de cubrirse y protegerse con los brazos.

Ha explicado que se está recuperando de las lesiones y que quiere que "pase todo esto ya" y poder participar en la manifestación "todos juntos" convocada el sábado junto al lugar de los hechos -la plaza del Cedro- y apoyarse "entre todos para que la homofobia se vaya de este país".

"Que todos seamos más conscientes, que tengamos más educación, más comunicación entre todos y más respeto", ha reclamado el joven, que denunció ante la Policía Nacional la agresión sufrida a las 3.30 horas de la madrugada del martes en la avenida Blasco Ibáñez.

Axel ha contado que como el lunes decaía el toque de queda en la Comunitat Valenciana decidió salir a dar una vuelta con sus amigos "para conocer gente", y a un grupo que se encontraron y que formaban chicos y chicas les llamó "guapos".

"Uno de los chicos se lo tomó a malas, no sé lo que le pasaría por la cabeza, y me dijo: ¿Me estás llamando maricón?", a lo que él contestó que "no, que le estaba llamando guapo", pero se puso "superfurioso" y fue hacia él con intención de pegarle.

Su compañero le dijo que se marchara mientras él lo cogía pero cuando se estaba yendo, se soltó y le pegó un puñetazo en la cabeza y posteriormente, cuando Axel volvió para no dejar solo a su amigo, le pegó otro puñetazo en la cara y le tiró al suelo.

"Siguió pegándome hasta que lo consiguieron parar", ha añadido, a la par que ha admitido que estaba "en shock" sin saber qué estaba pasando ni cómo reaccionar y solo pensando en cubrirse, defenderse e "intentar ayudar a los demás para que no les pasara lo mismo".

Ha contado que al día siguiente interpuso la denuncia y acudió a Urgencias a por un parte de lesiones; en su opinión, "ahora mismo, esto le puede pasar a cualquier persona siendo homosexual o siendo hetero".

"Me estoy recuperando poco a poco, tengo mis lesiones pero estoy mejor. No me ha matado", ha dicho, y ha reconocido que llegó a temer por su vida porque ambos estaban bebidos porque estaban de fiesta "y no se controla la fuerza".

El joven trans hizo pública en sus redes sociales la agresión y la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del suceso y localizar al presunto agresor.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente