El joven brutalmente agredido en Amorebieta no despertará del coma

·2 min de lectura
El Hospital General de Cruces, en Barakaldo, donde se encuentra ingresado el joven. (Photo: RAFA RIVAS via Getty Images)
El Hospital General de Cruces, en Barakaldo, donde se encuentra ingresado el joven. (Photo: RAFA RIVAS via Getty Images)

Era esperado, pero confirmarlo es un mazazo: este jueves, el equipo médico del Hospital de Cruces (Bizkaia) ha informado a la familia de Alexandru Ionita de que no se recuperará de las lesiones que le causó la brutal agresión que recibió de una veintena de personas vinculadas a la banda Los Hermanos Koala en Amorebieta.

Ionita, de 23 años, lleva seis semanas ingresado en estado de coma, después de que la noche del 24 al 25 de julio sufriera un terrible ataque. Su estado de salud mejoró notablemente entre el lunes y el martes de la semana pasada, según ha delantado La Vanguardia. Los médicos consideraron que ya no necesitaba respiración artificial ni monitorización continua, por lo que el joven fue trasladado a planta. No obstante, y a pesar de estos buenos pronósticos, el pasado fin de semana fue trasladado de nuevo a la UCI, donde se le volvió a conectar a un respirador.

Los médicos que atienden a Ionita citaron este jueves a la familia, de origen rumano y residente en el País Vasco, para trasladarle la dramática noticia: la lesión que padece su hijo es irreversible y, por lo tanto, no se recuperará del estado de coma.

Los hechos

Alexandru Ionita, de 23 años, fue brutalmente agredido la noche del 24 al 25 de julio, cuando se encontraba con un amigo en el parque Jaureguibarria de Amorebieta.

Sobre las 03:00 horas, aprovechando que se había quedado solo momentáneamente, una veintena de personas de entre 15 y 23 años le abordaron. Según la investigación, uno de los detenidos, Christopher Antón R. T., fue quien habría empezado la agresión, increpándole y empujándole en repetidas ocasiones.

Después, un joven de 15 años también detenido por estos hechos, habría golpeado la cabeza de Ionita con una botella de cristal. A continuación se desencadenaría una brutal agresión en la que participaron varios de los detenidos, algunos de ellos menores de edad, que incluso le habrían golpeado con una barra de hierro.

Los agresores siguieron golpeándole cuando ya estaba inconsciente e incluso aprovecharon la ocasión para registrar sus bolsillos con el objetivo de robarle. Tras ello, uno de los detenidos, Christopher Antón R. T, subió la grabación de la agresión a las redes sociales y la justificó diciendo que había bebido.

Según la Ertzaintza, los jóvenes agresores pertenecen a la banda Los Hermanos Koala, presente en los últimos años en varias localidades del Gran Bilbao. Por ahora han sido detenidas 16 personas por esta brutal agresión y varias más han sido identificadas. La instrucción del caso sigue abierta.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente