Cuando la prensa española es peor que Van der Vaart

·4 min de lectura
Soccer Football - Euro 2020 - Round of 16 - Croatia v Spain - Parken Stadium, Copenhagen, Denmark - June 28, 2021 Spain coach Luis Enrique celebrates after the match Pool via REUTERS/Wolfgang Rattay
Va por ti, Josep. (Foto: Reuters/Wolfgang Rattay)

España juega esta tarde las semifinales de la Euro 2020 y no sabemos muy bien cómo explicárnoslo. Si atendemos a lo expresado por la mayoría de los analistas de la prensa deportiva desde que se conoció la lista de Luis Enrique, y aún más tras los empates ante Suecia y Polonia, los 24 internacionales deberían estar disfrutando ya de sus tradicionales vacaciones en Ibiza.

Los periodistas manejan una frase-comodín: “Decimos lo que vemos. Cuando es malo se dice y, cuando es bueno, también”. Iría mejor esta otra: “Exageramos lo que vemos. Cuando es malo se exagera y, cuando es bueno, también”. Hace mucho que el periodismo no vive de contar lo que ve sino de ir más allá. Unai Simón cometió un error clamoroso ante Croacia, eso lo vimos todos, así que el periodista no puede limitarse a decir eso; debe decir, por ejemplo, que España juega sin portero. Para futuras antologías poéticas quedarán los versos de Manolo Lama en la retransmisión de Cope, musicados por él mismo: “¡Cagadón / de Unai Simón! / ¡Cagadón / de Unai Simón!” Luego que si Van der Vaart.

Dos actitudes acentúan este relato extremo de la Euro 2020: la eterna insatisfacción del periodista deportivo español medio y la inquina de varios de ellos hacia el seleccionador nacional, más aún tras no convocar a ningún jugador del Real Madrid. He leído mucho estos días que “la prensa de Madrid” está contra Luis Enrique, como si tal ente monolítico existiera. Revisen las portadas de ‘As’ y ‘Marca’ y díganme si esa afirmación se sostiene. Además, fuera de Madrid también le tienen ganas a Luis Enrique. No las disimula nada Emilio Pérez de Rozas, ya sea en El partidazo de Cope o en Radio Marca. El veterano periodista no perdona que Luis Enrique no dé ni agua a la prensa. En su opinión, España juega esta noche contra “la primera selección de verdad”. Ahora se entiende mejor el drama de Francia, la campeona del mundo, eliminada por una selección de mentira.

Se trata en realidad de un grupo de periodistas, reducido pero muy ruidoso, con Josep Pedrerol a la cabeza. El pasado viernes, después del partido contra Suiza, el director de 'El chiringuito' insistió en lo mal que según él juega el equipo, además de poner el foco en el arbitraje y en las declaraciones del técnico. Luis Enrique dijo que, de haber sido Morata y no Gerard Moreno el que hubiera fallado varias ocasiones, la prensa le habría "empalado". Pedrerol le animó a buscar la palabra en el diccionario (yo lo he hecho y le compro a Luis Enrique la primera acepción: "Espetar a alguien en un palo") y a culturizarse. También dijo que ya está bien de dividir a la afición y que a él nadie le da lecciones. Sí, Pedrerol. El tipo que más lecciones da y el que más intenta dividir al personal. De la labor cultural de su programa mejor ni hablamos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pedrerol cuenta con un amplio bagaje denostando seleccionadores. Quizá esta vez le salga mejor la jugada que cuando insistía en plantear la dimisión de Luis Aragonés antes de la Euro 2008 o que cuando se pasó toda la Euro 2012 atizando a Vicente del Bosque: España no jugaba a nada y encima el técnico se empeñaba en lo del falso 9. Tras el debut (1-1), Pedrerol decretó el inminente apocalipsis entre otras cosas porque el rival, Italia, era una mediocridad andante que no iba a “hacer nada” en aquel torneo. Tras la goleada (4-0) en la final, precisamente ante Italia, Pedrerol nos dijo que se alegraba mucho, claro, y lo celebró como el que más. Meses después, cuando la tomó con Diego Costa, volvió a arrear a Del Bosque. Hasta le reclamó jugar con falso 9.

España es una selección irregular: en unos partidos ha goleado y en otros marcar un solo gol ha sido un parto. Ninguno de sus jugadores, probablemente, esté entre los mejores del mundo en su puesto. Se ha aprovechado de un cuadro más despejado de lo previsto, sí, cosa que no fue capaz de hacer, sin ir más lejos, en 2018, cuando aún contaba con estrellas. Ha sobrevivido a sus defectos y a sus peores momentos y ha llegado a semifinales por primera vez en nueve años. Sólo seis veces ha sucedido algo así en casi un siglo de Mundiales y Eurocopas. Esta noche algunos soñarán con el pase a la final y otros con poder restregarnos su "Ya te lo dije".

Vídeo | Esta hincha de 100 años es capaz de movilizar un estadio entero con su pasión

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente