Aznar le manda un aviso a Casado por la gestión de Ayuso

Asier Martiarena
·3 min de lectura
Casado ha reducido la influencia de Aznar en el PP.
Casado ha reducido la influencia de Aznar en el PP. (Photo by Jesús Hellín/Europa Press via Getty Images)

“La sensación de obsesión por el control político” de Madrid es un “error muy grande”. Así de tajante se ha mostrado el expresidente del Gobierno José María durante el último encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum. El vallisoletano ha desplegado una batería de críticas al Gobierno de Pedro Sánchez, a quien censura que se refugie en la “cogobernanza” para justificarse y que intente “criminalizar a algunas personas”. Pero el mensaje más sorprendente ha sido para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y sus socios de coalición, Ciudadanos, a quienes ha advertido de que mantienen una estrategia peligrosa para los intereses de ambos partidos. Si tienen “un tropiezo” éste puede tener un “efecto cascada” en toda España, ha augurado.

El mensaje de Aznar no está únicamente dirigido a Ayuso, sino que tiene a Pablo Casado como destinatario último al ser el principal valedor de la madrileña. El expresidente ha considerado que durante años la Comunidad de Madrid ha sido “un modelo de referencia y de libertad política, así como de tolerancia y de convivencia sin exclusiones”, pero también ha lamentado el crecimiento de una fuerte “sensación de desorden por malas decisiones tomadas”.

El expresidente del Gobierno, de quien Casado parece haberse distanciado en los últimos meses, es consciente de que Madrid ha sustituido a Cataluña como principal foco de la tensión española y ha lamado a rebajarla abogando por no apoyar la moción de censura de Vox a Pedro Sánchez. La división de la capital entre ricos y pobres a la que ha contribuido la estrategia política de Ayuso -y su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez-, ha provocado ya un buen puñado de manifestaciones en época de restricciones. Alguna de ellas, como la de Vallecas, sofocada a porrazos por la Policía cuando protestas similares en los barrios más pudientes –como las de mayo en el distrito de Salamanca- no registraron actuaciones de este tipo.

De la advertencia de Aznar se sobreentiende, además, la necesidad de calibrar muy bien lo que implica utilizar a Madrid como ariete contra el Gobierno central. Porque fuera de la capital se está haciendo la lectura de que el PP está atacando la España de provincias. Y eso es muy peligroso para los populares.

Primero, obviamente, porque pueden avivar un sentimiento contrario al PP al entender que este partido usa los votos en las provincias para hacer política nacional y no para defender sus intereses.

Y segundo, como consecuencia, porque esta situación deja a los barones del PP en la encrucijada de tener que elegir la lealtad a sus territorios o al partido. Por lo que el riesgo de fractura interna se acrecienta.

El problema para Casado es que, si toma nota de las críticas de su mentor en las FAES será volver a reconocer un grave error táctico. Las grandes apuestas de Casado tras ser elegido presidente del PP fueron Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz parlamentaria e Isabel Díaz Ayuso como modelo autonómico. La primera ya ha sido relevada tras el fracaso de su apuesta por actuar siempre al máximo de revoluciones para avivar la crispación. Relevar a la segunda parece impensable, pero como recoge ‘El Economista’ , ya hay quien está presionando al respecto.

EN VÍDEO | Aznar: "Los populismos deben perder protagonismo en los programas de los partidos"

Más historias que te pueden interesar: