El detalle mínimo que cambió la vida de Pirri y la esgrima española

·4 min de lectura
Spain's Jose Luis Abajo gives a thumbs up as he poses on the podium of the men's individual Epee final match on August 10, 2008 at the Fencing Hall of National Convention center in Beijing, as part of the 2008 Beijing Olympic games. Tagliariol won ahead of France's Fabrice Jeannet and Spain's Jose Luis Abajo.       AFP PHOTO / PHILIPPE DESMAZES (Photo credit should read PHILIPPE DESMAZES/AFP via Getty Images)
Jose Luis Abajo en el podio de Pekín 2008. Foto: DESMAZES/AFP via Getty Images.

De las 50 disciplinas olímpicas que tendrán cita en Tokio 2020, solo una tiene origen español: la esgrima. Uno podría pensar, por tanto, que nuestro país podría ser una potencia en dicho deporte. Pero nada más lejos de la realidad. El casillero patrio sólo cuenta con una medalla en unos Juegos Olímpicos en dicha modalidad: la conseguida por José Luis Abajo "Pirri" en el verano de 2008. Claro que el camino para alcanzar aquel bronce no fue nada sencillo. 

Desde el primer combate, el esgrimista madrileño estuvo al borde de la eliminación. Solo un último tocado, para poner el definitivo 15-14, le garantizó un pase a la segunda ronda que durante mucho tiempo pareció una quimera: “El primer asalto fue muy tenso. Fue a primera hora de la mañana y me tocó un coreano que ya lo tenía fichado, en mente y trabajado. Meter o no ese tocado final te permite seguir o no con vida en el torneo. Al final son pequeños detalles los que te resuelven ese tocado que te cambia la vida”.

No sería la última vez que Pirri tuvo que levantarse contra las adversidades en Pekín. El combate de 2ª ronda lo solventó sin muchos problemas por 15-9, pero en cuartos de final volvió a toparse con otro tirador que le puso contra las cuerdas. El español solventó la papeleta con un 14-13 que le permitió buscar las medallas

Lamentablemente, las semifinales le iban a poner en su sitio y una derrota por 15-12 ante el italiano Matteo Tagliarol le mandaba a luchar por el bronce. Pero Pirri no se descompuso. Asumida la decepción de no poder estar en la final, el español lo dio todo por conseguir metal y terminó derrotando por primera vez al húngaro Gabor Boczko por 8-7. Objetivo cumplido para Pirri, que dio sentido a todo lo que había estado luchando durante el año previo a los Juegos: “Los Juegos Olímpicos son el evento donde tienes puestas todas las miradas y todo el trabajo de toda tu vida, con lo cual se puede decir que te aproximas al momento de felicidad plena porque sabes que todo lo que has hecho en tu vida, todo el esfuerzo que has realizado y todo el sacrificio que has hecho para entrenar tantas horas y días ha merecido la pena. Al final, te das cuenta de que todo lo que has hecho en tu vida tiene sentido”.

El logro de la medalla le ‘obligó’ a presentarse en el conocido por todos China Doll, el bar donde todos los deportistas que conseguían medalla aterrizaban para celebrar sus éxitos. “Si ganabas la medalla tenías que ir para allá, donde te encontrabas con deportistas de todo el mundo. Sin embargo, a mí se me olvido llevar la presea por miedo a que la perdiese y me quedé sin botella gratis”, recuerda el único medallista de la esgrima española a Yahoo.

Spain's Jose Luis Abajo (L) competes against Italy's Matteo Tagliariol during their men's individual Epee semi-final match on August 10, 2008 at the Fencing Hall of National Convention center in Beijing, as part of the 2008 Beijing Olympic games. Tagliariol won 15-12.           AFP PHOTO / PHILIPPE DESMAZES (Photo credit should read PHILIPPE DESMAZES/AFP via Getty Images)
Jose Luis Abajo durante la semifinal contra el italiano Matteo Tagliariol. Foto: PHILIPPE DESMAZES/AFP via Getty Images.

Ahora busca la medalla de otra forma

Terminado su papel como tirador en el 2016, Pirri no apartó por completo el deporte de su vida y en febrero de este mismo año ha vuelto a primera línea para dirigir la Real Federación Española de Esgrima (RFEE). “Marcos Rioja, anterior presidente de la federación, me comentó que no quería seguir y que había llegado el momento de cambiar y de evolucionar de alguna manera. Me lo planteó y yo no me lo pensé. Al final es el deporte que yo amo y me ha dado todo y ayudar a la esgrima sería sin duda un objetivo vital”, recuerda el nuevo presidente de la RFEE.

En estos primeros meses de mandato, Pirri lo tiene muy claro: “Preparar al joven equipo para el futuro y dotarles de todo lo necesario para que lleguen a su edad madura con garantías de éxito para conseguir medallas". De fondo, la idea de dejar de ser el único esgrimista español que ha logrado una medalla olímpica: "Vamos a presionarles desde abajo con más tecnificación y con más esgrimistas que vengan empujando para tener una base fuerte en el equipo nacional. Así las cosas, vamos a poner todo nuestro empeño para que después de los Juegos Olímpicos de Tokio trabajemos otros tres años para clasificar en todas las armas (Sable, Espada y Florete), tanto en masculino como en femenino, para los Juegos de París". 

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente