José Bono se va a pronunciar sobre Garzón y tiene que avisar antes: "No soy su amigo"

·3 min de lectura
José Bono en 'Al Rojo Vivo'. (Photo: AL ROJO VIVO)
José Bono en 'Al Rojo Vivo'. (Photo: AL ROJO VIVO)

El exministro de Defensa con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, José Bono, ha estado en Al Rojo Vivo para hablar de una curiosa iniciativa que ha puesto en marcha.

El expresidente de Castilla-La Mancha ha puesto a disposición de los ciudadanos miles de documentos privados de cuando era ministro en una labor de transparencia que no tiene precedentes en España.

Al final de la entrevista, Ferreras le ha preguntado a Bono por un tema de candente actualidad: las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la industria cárnica.

Ha señalado el exdirigente del PSOE que ahora se está “más preocupados del titular que de la reflexión” y ha afirmado que no se concede al adversario político “el beneficio de la mínima duda de que pueda tener algo de razón”.

Ha añadido Bono que está “preocupado” de la radicalización del país: “De que tanto el Podemos más rancio de Pablo Iglesias como el Vox más dramático y radical conduzcan a España a un enfrentamiento que será malo. Las mejores horas de nuestra historia política son aquellas en la que los españoles nos hemos puesto de acuerdo y las peores en las que nos hemos enfrentado en un modo violento”.

Sobre Garzón ha avisado de que no es su amigo “pero tampoco me he convertido en su enemigo”. Para centrarse en el tema ha hecho “una disección cárnica” en tres puntos.

Ha defendido Bono que para hablar de la ganadería hubiese sido mejor contar con el ministro de Agricultura, Luis Planas, porque “sabe más y tiene una experiencia diplomática que si ha de hablar en un periódico extranjero probablemente le hubiera ido mejor”.

“Para decir que hay carne de mejor calidad o peor calidad no hay que ser ministro: basta con ir al mercado y ver que hay solomillo y hay patas de pollo para hacer un caldo. Esto es tan evidente que a quien le extrañe que vaya al mercado y se entere”, ha proseguido.

En tercer lugar ha criticado a los que cargaron contra Garzón sin leer las declaraciones del ministro en The Guardian y ha señalado que “hay obligación de defender al medio ambiente y de comer sano”.

“Esto es compatible y me parece que el ministro está en su derecho de decir lo que quiera porque solo faltaría que un ministro no pueda hablar porque es ministro”, ha afirmado.

Para terminar sí ha criticado al ministro: “Si Garzón cree que en la producción cárnica española se produce una ilegalidad lo que debe decir, no en The Guardian ni en Washington Post, ni en el ABC ni en El País, el ministro tiene un periódico que viene justo para la ocasión que se llama Boletín Oficial del Estado. En ese sentido, quizá, no lo ha hecho bien. Si él cree que hay algo ilícito, al BOE. Por lo demás, tiene derecho a comer carne a no comerla a manifestar lo que piensa y los demás estamos obligados, antes de ponerlo verde porque sea comunista, leer lo que ha dicho”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente