Una 'youtuber', rechazada por sus seguidores tras forzar a su hijo a llorar y posar

·3 min de lectura

Un vídeo sin editar ha puesto a la influencer y youtuber californiana Jordan Cheyenne contra las cuerdas tras el aluvión de críticas, amenazas y retirada de apoyos de sus miles de seguidores al verla forzar a su hijo a llorar ante la cámara y posar. Su reacción ha sido pedir disculpas y cerrar tanto su canal como su perfil en Instagram asegurando estar "decepcionada" por lo que ha hecho, según informa Insider

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque el vídeo fue eliminado, este circula por redes sociales, como puede verse en el tuit embebido sobre estas líneas. En él se observa a Cheyenne pidiéndole a su hijo Christian que se acerque a su pecho y actúe como si llorase ante la cámara fijada en el interior del coche. El niño, de nueve años, le responde que ya estaba llorando. 

La grabación continúa con ella dándole instrucciones al menor, visiblemente angustiado por la enfermedad contraída por su perro (tema sobre el que iba el vídeo). La influencer le alecciona sobre cómo debe poner la cabeza y posar mientras ella misma llora sin dejar de mirar al objetivo de la cámara.

Cheyenne contaba hasta la fecha con un canal de YouTube con cierta popularidad y más de medio millón de suscriptores en el que publicaba vídeos sobre salud y bienestar, al igual que en su ahora también cerrada cuenta de Instagram. En California, señalan en Insider, es bastante popular por sus consejos sobre fitness, estilo de vida y como madre soltera. 

Su aventura como videobloguera arrancó hace ocho años. Según el sitio NewsMinatii, Cheyenne ha comentado a través de su página web sobre su éxito que pasó de tener una deuda de 40.000 dólares a montar una empresa de medio millón de dólares en ingresos.

Ahora su éxito está en la cuerda floja por una actuación de la que ella misma se avergüenza y que le ha costado la pérdida de miles de seguidores y acabado por el cierre de su canal. Para pedir disculpas lanzó un nuevo vídeo tras la polémica del miércoles pasado en el que aseguraba estar “inmensamente decepcionada conmigo misma” y contar que había recibido una oleada de críticas, acoso y hasta amenazas de muerte tras viralizarse el vídeo no editado con su hijo.

En un comunicado enviado a Insider, ha declarado que “lo único que me importa es desconectarme por completo, cancelar todos los videos y monetización, y priorizar a mi hijo. Estoy disgustada y horrorizada por lo que hice y no hay absolutamente ninguna excusa. Es terrible en muchos niveles. Amo a mi hijo más que a nada y lamentaré este momento para siempre”.

Pese a sus disculpas y la retirada de la esfera pública, su comportamiento está siendo analizado, comentado y criticado de manera profusa en redes sociales. Han sido varios los youtubers que han lanzados vídeos comentando la polémica con títulos como Controversia de Jordan Cheyenne | Peligros de la presentación de imágenes en miniatura, Jordan Cheyenne: El lado oscuro de los canales familiares... y Jordan Cheyenne debe ser detenida, por mencionar solo algunos.

Cheyenne, por su parte, ha intentando zanjar el asunto asegurando que no comentaría ninguno de los vídeos que puedan aparecer sobre ella y la polémica y que ahora se centraría en su familia como prioridad.

EN VÍDEO | Un campeón del mundo de MMA reta a sus compañeros de gimnasio a que le peguen puñetazos sin moverse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente