Johnson pide 'in extremis' a los conservadores que rechacen la moción de censura

·2 min de lectura
Manifestación contra Boris Jonhson en Londres. (Photo: NIKLAS HALLE'N via Getty Images)
Manifestación contra Boris Jonhson en Londres. (Photo: NIKLAS HALLE'N via Getty Images)

Manifestación contra Boris Jonhson en Londres. (Photo: NIKLAS HALLE'N via Getty Images)

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha presentado en una reunión de los diputados conservadores que deciden este lunes sobre su posible destitución como primer ministro y ha realizado un llamamiento ‘in extremis’ a evitar un “Día de la Marmota”.

Johnson ha irrumpido en la reunión a puerta cerrada entre aplausos y jaleos y ha emplazado a los diputados del Partido Conservador a “no entrar en un debate infernal del Día de la Marmota sobre los beneficios de pertenecer al mercado único”.

En particular, Johnson ha recordado a los miembros del Comité de 1922 la clara victoria que logró en las elecciones de diciembre de 2019 y “no reabrir cuestiones que cerramos hace dos años y medio”.

“Quienes están en esta sala lograron la mayor victoria conservadora en 40 años... bajo mi liderazgo”, ha destacado.

Este lunes por la noche los diputados del Partido Conservador votan la propuesta de moción de censura interna planteada tras la publicación de cartas de censura por parte del 15 por ciento de la bancada ‘tory’.

Ya sabéis la fuerza increíble que podemos ser cuando estamos unidosBoris Johnson

Si más de la mitad de los diputados votan en su contra, Johnson será destituido y su sucesor se decidirá en un proceso interno al que se puede presentar cualquier diputado conservador que tenga al menos ocho apoyos entre sus compañeros.

El siguiente líder lo elegirían los afiliados del Partido Conservador entre dos candidatos tras una serie de rondas eliminatorias en las que votan los diputados. Las quinielas apuntan como favoritos al presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes, Tom Tugendhat, y al exministro de Sanidad Jeremy Hunt.

Una práctica recurrente en los últimos años

Las mociones internas contra el líder de turno del Partido Conservador han sido recurrentes en tiempos modernos. Entre los últimos cinco primeros ministros “tories” del Reino Unido, tan solo David Cameron, que dimitió en 2016, cerró su mandato sin someterse a un voto como el que afronta hoy Boris Johnson.

En algunos casos, como el de Margaret Thatcher, en 1990, la votación, cuyas normas han ido variando con el tiempo, forzó su renuncia al cargo, mientras que en otros, como el de Theresa May, en 2018, inició el ocaso de su carrera política pese a haber obtenido el respaldo de la mayoría de sus diputados.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente