Johnson lleva hoy a los Comunes una propuesta que anula partes del Protocolo de Irlanda del Norte

·1 min de lectura

El Gobierno británico presenta este lunes una nueva legislación en la Cámara de los Comunes para anular partes del Protocolo de Irlanda del Norte que es consustancial al acuerdo de Brexit con la UE.

El Protocolo fue diseñado para evitar que el Reino Unido vulnerara el acuerdo del Viernes Santo. Este acuerdo de paz de 1998 establece que no puede haber una frontera dura entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Para hacerlo posible, Irlanda del Norte, a diferencia del resto del Reino Unido, permaneció en el mercado único de la UE, lo que significa que tenía que haber una frontera en el Mar de Irlanda, por lo que los productos que provienen de Inglaterra, Gales y Escocia deben pasar por controles aduaneros cuando lleguen a los puertos de Irlanda del Norte.

Una fórmula de compromiso que no gustó nada a los unionistas. El DUP, el partido unionista más grande, se niega actualmente a participar en el Gobierno de Irlanda del Norte debido a esto. El Gobierno británico intenta anular unilateralmente partes de acuerdo diciendo que estos controles aduaneros no son necesarios. La República de Irlanda, la Unión Europea y Estados Unidos se oponen tajantemente, pero Londres insiste en que es legal porque -dice- el sistema simplemente no funciona.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente