Johnson dice que los aliados quieren evitar "malos entendidos" con Turquía

EFE/EPA/WILL OLIVER / POOL

Watford (R.Unido), 4 dic (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo este miércoles que los aliados han intentado "entender" los planes de Turquía en el norte de Siria a fin de evitar "malos entendidos" con ese país, al término de la reunión celebrada por la OTAN en Watford (Inglaterra).

Durante esta cumbre, en la que la OTAN celebra su 70 aniversario, sus líderes han abordado, junto con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, la polémica generada por Turquía, que ha advertido de que bloqueará los planes estratégicos aliados para la defensa de la región báltica y Polonia, si la Alianza no reconoce como terroristas a sus enemigos en Siria.

"Hemos abordado la gran complejidad de la situación en el norte de Siria y claramente reconocemos las enormes presiones que afronta Turquía para acomodar a los refugiados y por la amenaza terrorista", afirmó Johnson.

El primer ministro británico incidió en la "amenaza muy real" que afronta Turquía, al tiempo que subrayó la voluntad de "todos" los aliados de entender los planes de Erdogan, "cómo ven el futuro" así como "la manera de poder seguir adelante" a fin de "evitar malos entendidos" con Ankara.

La cuestión turca ha sido uno de los asuntos espinosos que han marcado los debates de esta reunión, tras la condena de algunos miembros de la Alianza a la ofensiva turca contra enemigos kurdos en el norte de Siria el pasado 9 de octubre.

La tensión se exacerbó con la compra de Turquía del sistema de misiles ruso S-400.

En general, Johnson, anfitrión del evento en el 70 aniversario de la Alianza, consideró que pese a esas cuestiones delicadas los diferentes miembros de la OTAN han mantenido un encuentro "productivo y exitoso".

La organización es la "alianza más exitosa de la historia" y una garantía de "paz y de prosperidad para mil millones de personas de todo el mundo en 29 países, y pronto de 30" (con la adhesión de Macedonia), remarcó.

Según Johnson, "la razón fundamental del éxito de la Alianza es la idea de solidaridad" así como la defensa de los valores de libertad que comparten sus miembros.

Pese a este enfoque positivo sobre la OTAN, Johnson admitió que "no se puede ser complaciente" y aseguró que el Reino Unido continuará destinando a la defensa colectiva el 2 por ciento de su PIB, un objetivo fijado para 2024.

Entre otros temas abordados en la reunión, Johnson incluyó a Rusia y dijo que los líderes analizaron la cuestión de "cómo responder de manera colectiva" a la amenaza que representa pero también debatieron "cómo involucrarla".

Preguntado por la actuación en la cumbre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el jefe del Gobierno británico subrayó la importancia de ese país para la "estabilidad" de la seguridad colectiva de la Alianza.

Johnson también se refirió a China, cuya pujanza se abordó en las conversaciones al reconocer los aliados que el gigante asiático plantea "desafíos" al tiempo que representa "oportunidades".