John Malkovich: "No encuentro muy seductor a Casanova, más bien trágico"

Por Arantza Goyoaga
El actor estadounidense John Malkovich, al que persigue la fama de seductor, cree que Casanova, el galán que enamoraba a las damas venecianas en el siglo XVIII, fue un personaje trágico más que un conquistador. En la imagen, Malkovich en San Sebastián el 22 de septiembre de 2014. REUTERS/Vincent West

Por Arantza Goyoaga

BILBAO (Reuters) - El actor estadounidense John Malkovich, al que persigue la fama de seductor, cree que Casanova, el galán que enamoraba a las damas venecianas en el siglo XVIII, fue un personaje trágico más que un conquistador.

En "Casanova Variations", dirigida por el austriaco Michael Sturminger, Malkowich, entre cuyos papeles figuran el seductor vizconde de Valmont en "Las amistades peligrosas", interpreta esta vez a un Casanova que se inspira en las memorias del personaje y en las que recrea la última década de su vida.

"Si el personaje que interpreto es un seductor, le gusta serlo o tiene que intentar ser un seductor, yo lo hago", dijo Malkovich en la presentación de la cinta en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

En "Casanova Variations", que opta a la Concha de Oro en el Sección Oficial del certamen donostiarra, Malkovich interpreta a Casanova y se interpreta a si mismo en un contexto de mezcla de generos que van del teatro, a la ficción y a la ópera.

"Yo no encuentro muy seductor a Casanova, más bien trágico", añadió el actor.

Basada en "La Historia de mi vida" del propio Giacomo Casanova y en algunas arias de ópera compuestas por Mozart y Lorenzo de Ponte, "Casanova Variations" fue primero obra de teatro, y aunque Malkovich reconoció que al principio tuvo dudas en su adaptación al cine, su confianza en el talento de Sturminger le hizo continuar con el proyecto.

  "Si tienes a John Malkovich en el equipo todo el mundo se quiere apuntar , así que conseguí un equipo de ensueño y se nota que en la película hay mucha energía", dijo el director austriaco en rueda de prensa.

  Malkovich, quien se pasea desde ayer por San Sebastián con una muleta tras haber sido sometido a una operación de rodilla, pronunció en múltiples ocasiones en su comparencia ante la prensa la palabra "talento". Lo hizo para referirse a Sturminger, a los jóvenes actores y realizadores y para destacar que la fama no es lo importante, o no debería.

  "Cuando dirigí a Javier Bardem hace 8 años ("Pasos de baile") todo el mundo me preguntaba ¿y ese quién es? Siempre he trabajado con personas desconocidas, pero que yo sabía que tenían talento", recordó.

Su inspiración, dijo, la encuentran en los jóvenes y -de nuevo, añadió- en su talento. "Pueden hacerlo todo sin esfuerzo y me inspiran. Porque conozco a tantos actores  que no pueden soportar su trabajo, que van al plató sólo para ganarse la vida. Son cínicos, o están ya cansados".

  Malkovich no se mostró demasiado preocupado por las críticas a sus películas porque quedan fuera de su control e incluso se permitió ironizar sobre ellas aunque siempre sin esbozar ni una sóla sonrisa, circunspecto.

  "No tengo que ver 40 películas y decir qué me han parecido e incluso si fuera mi trabajo sería muy malo haciéndolo", señaló.

Incluso él mismo se incluyó en la ironía asegurando que nunca dirigiría ninguna película con Malkovich como protagonista.

"Sería mi director menos favorito con mi actor menos favorito", dijo.

  Junto a "Casanova Variations", otras 16 películas optan en la 62 Edición del festival Internacional de Cine de San Sebastián a la Concha de Oro, el galardón que premia la mejor película de la sección oficial y cuyo título se conocerá el próximo día 27 en la gala de que clausure el certamen.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines