John Bolton se jacta en televisión de ayudar a planear "golpes de Estado" en otros países

·4 min de lectura
© Jonathan Drake / Reuters

"Como alguien que ha ayudado a planear golpes de Estado, no aquí, pero usted sabe, (en) otros lugares, se necesita mucho trabajo. Y eso no es lo que él (Trump) hizo”, admitió John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional del expresidente Donald Trump durante una entrevista con ‘CNN’, cuando intentaba decir que el asalto al Capitolio del año pasado no debe verse como un golpe de Estado. El “halcón”, reconocido militarista republicano, ha sido defensor del intervencionismo de Estados Unidos en el mundo.

El exasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, además exembajador ante Naciones Unidas y funcionario en varios gobiernos republicanos, John Bolton, se jactó de ayudar a planear golpes de Estado en otros países y afirmó que el asalto al Capitolio de Washington en enero de 2021 “se quedó corto”.

Como asesor de Donald Trump, Bolton fue el artífice del endurecimiento de las políticas de EE. UU. hacia los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, a los que denominó como la "troika de la tiranía" por la característica compartida de aferrarse al poder a cualquier precio.

La confesión, en la que reconoce y presume abiertamente su papel en avivar el malestar en países extranjeros, la hizo el martes 12 de julio mientras era entrevistado por la cadena ‘CNN’ para hablar sobre el asalto al Capitolio el año pasado después de la audiencia del Congreso horas antes, en la que los legisladores del panel acusaron al expresidente Donald Trump de incitar a la violencia en un último intento por permanecer en el poder después de perder las elecciones de 2020.

Sin embargo, al hablar con el presentador de 'CNN', Jake Tapper, Bolton sugirió que Trump no era lo suficientemente competente para liderar un “golpe de Estado cuidadosamente planeado”, y agregó de manera espontánea: "Como alguien que ha ayudado a planear golpes de Estado, no aquí, pero usted sabe, (en) otros lugares, se necesita mucho trabajo. Y eso no es lo que él (Trump) hizo".

Inmediatamente Tapper le preguntó a qué intentos (de golpe de Estado) se refería y Bolton respondió que no iba a entrar en detalles, pero acto seguido mencionó la crisis política de Venezuela en 2019, mientras él era asesor y cuando el Gobierno estadounidense reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino.

"Resultó no tener éxito. No es que tuviéramos mucho que ver con eso, pero vi lo que se necesitaba para que una oposición intentara derrocar a un presidente elegido ilegalmente (Nicolás Maduro) y ellos fracasaron", dijo Bolton.

Además, el exfuncionario juzgó "de risa" creer que Trump, es "ni tan siquiera la mitad de competente que la oposición venezolana" para organizar un golpe.

Las intervenciones de Washington en América Latina

Bolton, considerado un "halcón" militarista republicano, confeso anticomunista, intempestivo y hostil, como lo señalan quienes han escrito sobre su vida, ha sido favorable al intervencionismo de Estados Unidos.

Ejerció como asesor de Seguridad Nacional desde 2017 y hasta que en 2019 Trump lo despidió por desacuerdos sobre la política hacia Venezuela, uno de los temas de discrepancias con Trump, quien se quejó en privado de que fue mal asesorado sobre lo fácil que sería sustituir a Maduro.

Desde ese cargo lideró el intento de derrocamiento de Nicolás Maduro y defendió las sanciones económicas tanto para el Gobierno como para la petrolera estatal PDVSA.

En el caso de Cuba, donde Bolton acabó parcialmente con el acercamiento que el expresidente Barack Obama había iniciado en la Isla, restringió viajes y remesas.

Mark Feierstein, director de asuntos hemisféricos en el Consejo de Seguridad Nacional durante la Administración de Barack Obama, le dijo en 2019 a la 'BBC' cuando Bolton salió del Gobierno Trump, que "antes de la llegada de Bolton, la política hacia Cuba era menos dañina para el pueblo cubano" y en la política hacia Venezuela "había más estrategia", señaló.

La historia de las intervenciones marca la trayectoria de Bolton

En el Gobierno de Ronald Reagan (1981-1989), Bolton fue coordinador de programas y políticas de la Agencia para el Desarrollo Internacional, encargado de diseñar la estrategia sobre los países en vía de desarrollo. Luego, en la década de 1990, fue titular del área de Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional. Entre 2005 y 2006 en el Gobierno de George Bush hijo fue embajador ante la ONU.

Esta trayectoria, entre otros cargos, que le dio poder político y operativo de derrocar gobiernos, incluye la planeación de intervenciones con todo tipo de armamento y sin límites territoriales, desde la invasión a Irak y Afganistán hasta la ruptura del pacto nuclear con Irán.

Con la llegada de gobiernos demócratas, Bolton siguió influenciando al Partido Republicano. Abogó por ataques preventivos contra Corea del Norte e Irán, dos países con capacidad nuclear.

"John Bolton, que ha servido en los puestos más altos del Gobierno de EE. UU. incluyendo el de embajador ante la ONU, presumiendo casualmente de haber ayudado a planear golpes en otros países", escribió Dickens Olewe, periodista de la' BBC' en Twitter.

Varios expertos en política exterior han criticado duramente, a lo largo de los años, la historia de intervenciones de Washington en otros países y sus consecuencias para la población civil.

Con Reuters y EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente