Joe Biden da positivo por Covid-19, con síntomas "muy leves"

·5 min de lectura
Nicholas Kamm AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio positivo a una prueba de Covid-19. La Casa Blanca adelantó que el mandatario comenzó un tratamiento con un antirretrovírico y que seguirá en sus funciones, aunque aislado.

El presidente estadounidense Joe Biden dio positivo por Covid-19, así lo confirmó la Casa Blanca este 21 de julio remarcando que el mandatario experimenta síntomas "muy leves" del virus, que ha tenido un repunte en las últimas semanas en ese país.

Entre los síntomas que presenta el mandatario de mayor edad que ha tenido Estados Unidos se encuentran fatiga, secreción nasal y tos seca ocasional, según detalló en una declaración escrita el médico de la Casa Blanca, Kevin O'Connor.

Biden inició un tratamiento con el antirretrovírico Paxlovid, un medicamento autorizado para reducir los efectos de la enfermedad.

Los expertos resaltan que cuando ese medicamento, producido por el laboratorio Pfizer, se administra dentro de los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas, se ha demostrado que logra una reducción del 90 % en las hospitalizaciones y muertes entre los pacientes con mayor probabilidad de desarrollar un estado grave.

Además, el mandatario se encuentra vacunado y con su esquema al día. Biden recibió dos dosis del antídoto de Pfizer contra el coronavirus poco antes de asumir el cargo en enero de 2021, una primera vacuna de refuerzo en septiembre y una dosis adicional el pasado 30 de marzo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, añadió que Biden, de 79 años, será aislado pero continuará desarrollando sus funciones y su oficina entregará una actualización diaria sobre el estado de salud del presidente.

El gobernante demócrata, que acaba de regresar de una gira por Medio Oriente donde se reunió con los líderes israelíes, palestinos y árabes, entre otros, había dado negativo a una prueba de Covid-19 el martes 19 de julio, según señaló Jean-Pierre.

Sin embargo, tras los resultados en un nuevo test, el dirigente político ve ahora frustrados los encuentros estipulados en su agenda y sus viajes serán cancelados.

Para este jueves tenía programada una visita a Pensilvania, con el fin de exponer sus planes sobre prevención del crimen y asistir a una recaudación de fondos del partido demócrata.

La vicepresidenta Kamala Harris dio negativo para Covid-19

Tras la confirmación del contagio del mandatario estadounidense, la Casa Blanca informó que la vicepresidenta Kamala Harris dio negativo en una prueba del virus practicada en las últimas horas.

Su equipo de prensa aseguró que la última vez que Harris estuvo en contacto con el jefe de Estado fue el pasado martes. La líder política, que contrajo y superó la enfermedad el pasado abril sin mayores complicaciones, continuará en sus funciones bajo la guía del equipo médico.

Entretanto, la primera dama Jill Biden afirmó que tampoco arrojó positivo en un test del virus que se practicó este jueves, por lo que continuará con sus visitas programas a Michigan y Georgia.

Sin embargo, seguirá la orientación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sobre el uso de mascarillas y el distanciamiento, indicó su vocero, Michael LaRosa.

“Él está bien (…) Se siente bien", dijo Jill Biden a la prensa cuando llegó para un evento en una escuela de Detroit, tras ser cuestionada sobre la salud de su esposo.

Los principales funcionarios de la Casa Blanca en los últimos meses han sido realistas sobre la probabilidad de que el presidente contrajera el Covid-19, en medio de un alza de los contagios en el territorio estadounidense, pero según los expertos con menor amenaza para aquellos que cuenten con la pauta completa de inmunización y con acceso a tratamientos.

Estados Unidos registra un repunte de contagios del virus

Después de más de dos años y más de un millón de muertes en EE. UU., el virus sigue matando a un promedio de 353 personas al día en el país, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las personas no vacunadas corren mayor riesgo, tienen más del doble de probabilidades de contraer la enfermedad y nueve veces más probabilidades de morir a causa del virus que aquellos que han recibido al menos una dosis de las inyecciones de inmunización, destaca la agencia de salud pública.

Actualmente, la variante Ómicron, altamente transmisible, es la variante dominante en el territorio estadounidense, pero los científicos afirman que presenta un menor riesgo de desarrollar un estado grave en aquellos que están al día con sus vacunas. La subcepa BA.5, que se cree que es aún más contagiosa, ahora representa más del 65% de los casos en el país.

“Hay muchas infecciones en todo Estados Unidos”, advertía el pasado 18 de mayo el coordinador de respuesta de la emergencia sanitaria de la Casa Blanca, el doctor Ashish Jha, que, además de la presencia de las variantes, apuntó a la relajación de medidas como la no exigencia de usar mascarillas, como las principales causas de un disparo en los contagios.

Los casos habían disminuido drásticamente en el país a principios de este año, cuando Biden nuevamente destacó los esfuerzos de su Gobierno por poner fin a la pandemia y ayudar a la nación a recuperar la normalidad.

Pero en las últimas semanas, las alertas se volvieron a disparar cuando las autoridades pidieron a la población tener precauciones ante la variante BA.5. Una vez más, apelaron a los habitantes a asegurarse de tener las vacunas de refuerzo y considerar el uso de mascarillas en espacios interiores con gran afluencia de público.

La Casa Blanca ha tratado de ir más allá de las pautas de salud pública para proteger al presidente y todos los visitantes y el personal deben certificar su estado de vacunación o someterse a pruebas diarias. Además, las personas que se espera estén muy cerca de Biden, son evaluadas diariamente.

Aun así, el mandatario ha demostrado cada vez más su voluntad de participar en eventos más grandes en interiores en los últimos meses, actividades más riesgosas para contraer el virus, y muchos han tenido la presencia de personas sin mascarillas.

El presidente pasó gran parte de la semana pasada en Israel, territorios palestinos y Arabia Saudita. Los funcionarios de la Casa Blanca aseguraron que el mandatario planeaba minimizar el contacto durante el viaje, pero tan pronto salió del Air Force One el pasado miércoles 13 de julio, se vio al presidente chocando puños, estrechando manos e incluso dando un abrazo ocasional.

Con Reuters, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente