Jesse Klaver, el Trudeau holandés que ha revolucionado la política en el país

Javier Taeño

Dicen de él que es una mezcla perfecta entre Justin Trudeau y Barack Obama. Del primer ministro canadiense, además del evidente parecido físico, se asemeja en sus ideas multiculturales y en defensa de los refugiados, mientras en lo que se refiere al expresidente estadounidense se parece en sus discursos y en la forma de conectar con la gente. Pero Jesse Klaver solo quiere ser Jesse Klaver.

Este joven político holandés –de solo 30 años- ha sido el gran triunfador de las elecciones holandesas, convirtiéndose en invitado de gala a una cena que solo era de dos. Mientras que los medios de comunicación alimentaron el enfrentamiento dual entre el conservador Rutte y el candidato de extrema derecha Wilders, Klaver ha conseguido el mejor resultado en la historia de su formación, GroenLinks (Los Verdes) pasando de 4 a 14 diputados y siendo el partido que más crece.

Jesse Klaver (Twitter)

Hijo de padre marroquí y madre indonesia, ha logrado hacerse un hueco en la política holandesa con un discurso absolutamente contrario al que están defendiendo los populismos en el mundo, con Le Pen, Trump o el mismo Wilders por bandera.

Klaver lanza un mensaje de tolerancia y de integración que ha sido capaz de conectar muy bien con los jóvenes holandeses. Frente a las consignas populistas de clamar contra la inmigración, él ha optado por defender a los inmigrantes, recordando a los votantes la tradición de acogida que existe en el país.

Klaver durante un mitin (EFE)

Le preocupan especialmente los inmigrantes de segunda y tercera generación, esos que han nacido holandeses, pero que no terminan de encajar en una sociedad que no les ofrece las mismas oportunidades. Él, debido a sus orígenes, sabe bien lo que esto significa y por eso ha insistido mucho en estos valores.

También se ha mostrado como europeísta y defensor de las energías renovables, unas ideas que casan a la perfección con la tradición de los partidos verdes en Europa. Lo que aún no ha dicho es si está dispuesto a entrar en el Gobierno de Rutte, habida cuenta que serán necesarias coaliciones para poder conformar un Ejecutivo.

Otro de los factores que han impulsado su campaña ha sido el buen dominio de las redes sociales. Fundamentalmente Facebook ha sido punto de encuentro de sus simpatizantes y gracias a su buena estrategia ha podido pasar de dar los mítines en pequeños locales a hacerlo ante miles de personas que se han ilusionado con su figura.

La próxima legislatura en Holanda se presenta muy polarizada. Con 13 fuerzas políticas con representación y con un Wilders al alza, Klaver puede hacer buenos sus 14 parlamentarios e influir más en la política holandesa con vistas a unos comicios al final de la legislatura en los que puede pasar de todo…

Javier Taeño (@javiertaeno)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines