La JERS ve necesaria la reestructuración de la deuda de algunas empresas

Agencia EFE
·4 min de lectura

Fráncfort (Alemania), 6 abr (EFE).- La Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) observa que las empresas de varios sectores sufren una "caída muy significativa de los ingresos", que "han agotado sus reservas de tesorería" y tienen dificultades para renovar la deuda que vence, por lo que podría ser necesaria una reestructuración.

La JERS ha informado este martes en un comunicado de que es posible que "la reestructuración de la deuda de las empresas viables, pero sobreendeudadas", tenga que jugar un papel importante.

Los Estados miembros deberían identificar "opciones para facilitar este proceso de cara a mejorar la capacidad de pago de la deuda de las empresas".

También deben "mejorar los procedimientos de insolvencia y de ejecución de garantías, y reforzar la capacidad de la justicia para evitar cuellos de botella".

La Junta General de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) analizó el impacto del coronavirus (COVID-19) para la estabilidad financiera de la Unión Europea (UE) en su reunión del 25 de marzo, cuando celebró su 41ª reunión ordinaria.

Espera "una mejora de la situación económica a lo largo de 2021", pero pone de relieve "la significativa incertidumbre en torno a las perspectivas económicas a corto plazo".

En el comunicado, la JERS dice que existe mucha incertidumbre "en relación con la dinámica de la pandemia y el despliegue de las campañas de vacunación, así como el daño en la capacidad productiva y el sobreendeudamiento causados por la crisis".

La Junta General reitera que la principal fuente de riesgo sistémico en la UE tiene su origen en el impacto de la pandemia sobre la actividad económica y en un posible efecto de desbordamiento al sistema financiero.

Aumentan las presiones sobre la solvencia de las empresas y sobre el endeudamiento de los hogares.

MANTENER MEDIDAS DE APOYO PÚBLICO

Por ello, la Junta General señaló que es "fundamental mantener las medidas extraordinarias de apoyo público" hasta que la recuperación esté "firmemente asentada", pero ve margen para concretar su ámbito de aplicación.

"Evitar una ola destructora de insolvencias empresariales y minimizar su coste para la sociedad ha sido esencial para mantener la estabilidad económica y financiera", según la JERS.

Para ayudar a reconstruir la economía y facilitar el ajuste al cambio estructural, es preciso que las actuales medidas de apoyo público tengan un alcance más concreto a medida que evolucione la crisis.

La JERS también consideró positivo complementar el apoyo a la liquidez con apoyo al capital, incluyendo instrumentos de cuasi capital y subvenciones, para las empresas viables que se encuentran sobreendeudadas.

En este sentido, contener las presiones sobre la solvencia en las empresas es crucial para minimizar los efectos de desbordamiento de la crisis de la COVID-19 al sector financiero.

En primavera la JERS publicará una nota en la que destacará las cuestiones generales relacionadas con las insolvencias empresariales.

La Junta General considera "esencial contener la espiral de reacciones adversas entre la economía real y el sistema financiero".

PRÉSTAMOS DUDOSOS

Y por ello respaldó la llamada de los supervisores bancarios para identificar y provisionar de forma proactiva los préstamos dudosos y mejorar su capacidad organizativa para reducirlos.

También apoyó el plan de acción de la Comisión Europea para subsanar el problema de los préstamos dudosos, que incluye aumentar "la profundidad y la eficiencia de los mercados secundarios de préstamos dudosos" para reducir estos préstamos.

BURBUJAS y SUBIDA DE LOS TIPOS DE LA RENTA FIJA

La Junta General también observa "una mayor evidencia de sobrevaloración de los precios de los activos en algunos segmentos de los mercados financieros, que podría dar lugar a una corrección repentina y pronunciada".

Destaca el riesgo de que el "desbordamiento en los mercados de renta fija europeos causados por el aumento de los rendimientos de los bonos a largo plazo en Estados Unidos pudieran afectar negativamente a la economía europea" si los tipos de interés de la deuda europea a largo plazo suben antes de que se recupere la economía.

La Junta General destaca que los bancos europeos operan con "niveles de capital superiores al requerimiento combinado de colchones", debido a las medidas de apoyo público.

FONDOS DEL MERCADO MONETARIO

Las turbulencias que registraron los mercados en marzo y en abril de 2020 demostraron la necesidad de abordar diversas cuestiones de naturaleza sistémica generadas por los fondos del mercado monetario.

En concreto, la combinación de los reembolsos a los inversores y del deterioro de la liquidez de los activos en los mercados dificultaron la gestión de la liquidez por parte de los fondos del mercado monetario que invierten en valores de deuda del sector privado.

Estas tensiones de liquidez en los mercados monetarios se aliviaron a raíz de las medidas de política monetaria.

Antes de finalice 2021 la Junta General va a realizar una recomendación sobre las reformas en estos fondos.

La JERS publicará en primavera una nota en la que resumirá las consideraciones iniciales a este respecto.

La crisis generada por la COVID-19 puede haber aumentado la probabilidad y la duración de un escenario de "tipos bajos durante un período largo", que pasaría a ser de "tipos incluso más bajos durante un período incluso más largo".

(c) Agencia EFE