Jersón espera un ataque de las fuerzas ucranianas

La fuerzas rusas intensifican sus ataques en la región de ucraniana de Donetsk, que se mantiene como una de las más disputadas de la guerra. Al mismo tiempo, en la ciudad de Jersón, ocupada por Moscú, al parecer los residentes están recibiendo advertencias de los militares rusos en sus teléfonos sobre un inminente ataque de las fuerzas nacionales y les están pidiendo que se vayan de inmediato.

Los soldados rusos ya han evacuado por la fuerza a muchos civiles de la ciudad mientras Kiev aumenta la presión sobre las tropas enemigas en la orilla occidental del río Dniepo, consiguiendo avanzar hacía el sur. Moscú, por su parte, sigue golpeando Kiev.

Tanques ucranianos están esperando que la orden de avanzar hacia la ciudad de Jersón llegue pronto. Los analistas creen que es probable que se produzca ya que el terreno se está deteriorando rápidamente convirtiendo el suelo en una capa impenetrable de barro.

El Ministerio de Defensa ruso ha publicado imágenes de lo que ha descrito como "personal movilizado que continúa su entrenamiento en Siberia".

En teoría las tropas forman parte de la convocatoria nacional de septiembre realizada por el presidente Vladímir Putin, quien afirmó que eran necesarias "para proteger la soberanía de Rusia".

Mientras tanto, combatientes afiliados a la administración instalada por Rusia en la región oriental ucraniana de Donetsk han llegado a la ciudad de Amvrosiivka tras ser liberados en un intercambio de prisioneros con el ejército ucraniano.